El equilibrio macroeconómico
LogoYirepaFinanzas

Al continuar utilizando este sitio usted acepta el uso de cookies como se describe en nuestra política de cookies.

Si deseas resolver tus dudas sobre los conceptos básicos de las finanzas y la economía, éste es tu sitio.

El equlibrio macroeconómico

El equilibrio macroeconómico es una situación de mercado donde la Demanda agregada es igual a la Oferta agregada. Por lo tanto, el equilibrio macroeconómico se dará cuando exista un nivel general de precios y un volumen de producción que satisfagan las expectativas de todas las empresas y todos los consumidores de un país.

 

  • El equilibrio macroeconómico

1. La Demanda agregada

2. La Oferta agregada

3. El Equilibrio macroeconómico

4. El Equilibrio macroeconómico a corto plazo

4.1 Situaciones de desequilibrio

4.2 Cambios en el equilibrio macroeconómico a c/p

4.2.1 Cambios en la demanda agregada

4.2.2 Cambios en la oferta agregada

5. El Equilibrio macroeconómico a largo plazo

5.1 Cambios en el equilibrio macroeconómico a l/p

1. La Demanda agregada

La demanda agregada (DA) representa el gasto total que están dispuestos a realizar los agentes económicos en el interior del país, con independencia de su nacionalidad, en un período determinado de tiempo. Como su nombre indica, agrega una serie de magnitudes: la demanda de bienes de consumo privado (C), la demanda de bienes de inversión privada (I), la demanda o gasto del sector público (G) y la demanda de los mercados internacionales (transacciones con el exterior o saldo neto de las exportaciones) (X - M):

Demanda Agregada = Da = C + I + G + X - M

Su curva muestra las cantidades de productos que los agentes económicos (consumidores, empresas, sector público y sector exterior) están dispuestos a adquirir a cada nivel agregados de precios, manteniéndose constantes los demás factores que afectan a la demanda agregada.

Si representamos en el eje de ordenadas el nivel general de precios (P) y en el de abscisas la producción total de la economía (es decir, el PIB real), podemos observar una línea decreciente. Es decir, la curva de demanda agregada tiene pendiente negativa, ya que al bajar los precios (manteniéndose constantes las demás variables que pueden afectar a este gasto total) la cantidad demandada por los agentes aumenta.

 

Asimismo, al aumentar el nivel medio de precios, la demanda agregada disminuirá, ya que se reduce la cantidad de bienes y servicios que se pueden adquirir con el mismo dinero.

La curva de demanda agregada muestra la relación

entre el nivel general de precios y el gasto agregado de la economía.

Hemos visto que la demanda agregada dependerá fundamentalmente del nivel general de precios: al aumentar el nivel medio de precios, la demanda agregada disminuirá y viceversa. Pero ésta no es la única variable que interviene. Existen una serie de factores determinantes de la demanda agregada, siendo los más importantes:

  • Las expectativas de los consumidores y las empresas
  • La riqueza de las familias
  • El tamaño del stock existente de capital
  • Los impuestos y el gasto público (la política fiscal)
  • La oferta monetaria y los tipos de interés (la política monetaria)

Si bien, hemos visto que una variación del nivel general de precios produce un movimiento entre dos puntos de la curva de demanda agregada, una variación de uno de los factores distinto al nivel general de precios producirá un desplazamiento de la curva entera.

  • hacia la derecha, si el efecto es positivo sobre la demanda agregada, es decir, si aumenta
  • hacia la izquierda, si el efecto es negativo, es decir, si disminuye.

Esto significa que la Demanda agregada (DA), según el comportamiento de estos factores, aumentará o disminuirá para los mismos niveles de precio. Efectivamente, si por ejemplo, las expectativas de las familias o empresas son optimista o aumenta la riqueza de los consumidores o disminuye el tamaño del stock de capital físico, aumentará la demanda agregada, no solamente para uno solo de los niveles de precios, sino que para cada uno de ellos, desplazándose su curva hacia la derecha. En resumen, la curva de Demanda agregada se desplazará:

Si desea profundizar más en este concepto visite el artículo "La Demanda agregada"

2. La Oferta agregada

La Oferta agregada (OA) representa el valor total de bienes y servicios que las empresas instaladas en un país están dispuestas a producir y vender, para cada nivel de precios, en un periodo de tiempo determinado.

 

Por lo tanto, la Oferta agregada es una estimación de la producción que se va a generar en la economía de un país, en un período determinado de tiempo.

La Oferta agregada representa el valor total de bienes y servicios (producción) que las empresas planean producir y vender, durante un determinado período de tiempo, dado un nivel de precios, unos determinados costes de producción y unas expectativas empresariales.

La representación gráfica de esta relación se plasma en lo que se llama la curva de oferta agregada. Se trata de una curva que muestra las cantidades de bienes y servicios que las empresas están dispuestas a ofertar (producir y vender) a cada uno de los niveles de precios, manteniéndose constantes los demás factores que afectan a la oferta agregada.

 

Para explicar esta curva de oferta agregada, debemos realizar un doble análisis, ya que puede presentar diferentes pendientes y comportamientos, según se observe en el corto plazo o en el largo plazo. Esta distinción ente el corto y el largo plazo dependerá de la capacidad que tengan las empresas para modificar sus costes unitarios de producción:

 

  • A corto plazo, disponen de poca capacidad para modificar sus costes fijos.
  • A largo plazo, todos los costes pueden considerarse variables.

Curva de oferta agregada a corto plazo

Si representamos la curva de oferta agregada a corto plazo (OA), observaremos que presenta una pendiente positiva, ya que si aumenta el nivel general de precios, aumentará el margen de beneficio empresarial y, por lo tanto, la disposición a producir, no solo de las empresas existentes, sino que habrá más empresas interesadas en producir y vender, con lo que aumentará la producción total y con ella, la cantidad ofertada por las empresas; es decir, aumentará la oferta agregada.

Asimismo, si el nivel general de precios disminuye y toma valores bajos, disminuirá los beneficios empresariales y, por consiguiente, las empresas tendrán poco interés en producir bienes, bajarán su nivel de producción y, por lo tanto, la oferta agregada disminuirá.

 

En resumen, en el corto plazo, las empresas producirán una cantidad de bienes y servicios que estarán en función del nivel general de precios:

Un aumento del nivel de precios provoca un incremento de la producción agregada.

Una disminución del nivel de precios provoca un descenso de la producción agregada.

La curva de oferta agregada a corto plazo muestra la relación directa positiva entre nivel general de precios y la producción agregada

Según hemos podido comprobar, las empresas toman sus decisiones de producción basándose en su beneficio y, por consiguiente, en el nivel general de precios. Sin embargo, existen otros factores que afectan al beneficio y, por lo tanto, a su producción y, consecuentemente, a la oferta agregada:

 

  • Los costes de los factores de producción
  • La productividad
  • Los salarios nominales

 

En este caso, los cambios producidos en estos otros factores no generarán movimientos a lo largo de la curva (como los cambios del nivel general de precios), sino que provocarán desplazamientos de la curva entera hacia la derecha o hacia la izquierda, según aumente o disminuya la oferta agregada, respectivamente.

 

Los desplazamientos de la curva de oferta agregada a corto plazo son provocados por los factores relacionados con los costes que son, evidentemente, distintos al nivel de precios:

  • hacia la derecha, si el efecto es positivo sobre la oferta agregada, es decir, si aumenta
  • hacia la izquierda, si el efecto es negativo, es decir, si disminuye.

Curva de oferta agregada a largo plazo

A largo plazo, tanto los salarios nominales como el nivel de precios son totalmente flexibles y, por lo tanto, la producción deja de depender del nivel de precios y, consecuentemente, una variación del nivel general de precios no influirá en la oferta agregada, como lo hacía en el corto plazo.

Las variaciones en el nivel general de precios a largo plazo

no influyen en la producción agregada a largo plazo

Si representamos ahora la curva de oferta agregada a largo plazo (OAlp), observaremos que es totalmente vertical, ya que, como hemos dicho, a largo plazo un aumento del nivel general de precios no tiene ningún efecto sobre la producción agregada.

También se observa que la curva parte de un punto concreto que corresponde con el nivel del PIB real que se alcanzaría si todos los precios, incluidos los salarios nominales, fueran flexibles.

Como consecuencia, este nivel de producción representará la máxima capacidad productiva que la economía puede sostener de forma estable con los recursos disponibles y que más adelante, cuando analicemos el equilibrio macroeconómico a largo plazo, veremos que se denomina producción potencial o PIB potencial.

Si desea profundizar más en este concepto visite el artículo "La Oferta agregada"

3. El equilibrio macroeconómico

Hasta aquí hemos visto la oferta y la demanda agregada de forma aislada. Los consumidores demandan distintas cantidades de bienes y servicios en función del nivel general de precios y las empresas ofrecen distintas cantidades de estos bienes y servicios según el nivel precios existente. De una forma simplificada, podemos decir que,

 

para cada nivel de precios y para un periodo de tiempo determinado:

La demanda agregada (DA)

representa el valor total de bienes y servicios que los agentes económicos están dispuestos a consumir en el interior de un país.

La Oferta agregada (OA)

representa el valor total de bienes y servicios que las empresas están dispuestas a producir y vender en un país.

Ahora toca analizar simultáneamente ambas fuerzas: demanda y oferta agregada conjuntamente. Partimos de la base de que los demandantes desean comprar unos bienes y servicios al precio más bajo posible y los ofertantes venderlos al precio más alto posible. Por lo tanto, para que se produzca este intercambio es preciso que demandantes y ofertantes lleguen a un acuerdo sobre el precio y la cantidad de bienes que se van a intercambiar. Por otra parte:

Los demandantes (consumidores), a precios bajos, estarán dispuestos a comprar grandes cantidades, mientras que a precios altos, desearán comprar menos cantidades.

Los ofertantes (productores), a precios bajos estarán dispuestos a ofrecer pocas cantidades, mientras que a precios altos, desearán ofrecer más cantidades.

Ante este escenario, parece muy difícil poner de acuerdo a ambos agentes económicos. Sin embargo, existe un punto en común. Un punto en el que las expectativas de demandantes y ofertantes se cumplen, donde ambas partes se ponen de acuerdo para intercambiarse unas cantidades determinadas a un nivel medio de precios determinado. Ese punto es el denominado

Punto de Equilibrio

Aquel único punto donde, para un determinado precio,

la cantidad total producida (Oferta agregada) es igual a

la cantidad total demandada (Demanda agregada)

 

Cuando se alcanza este punto, en el que los consumidores consumen lo que desean y los productores producen lo que desean, nos encontramos en una situación de equilibrio macroeconómico que, evidentemente, estará asociado a un determinado nivel de precios y a un determinado volumen de producción.

Equilibrio macroeconómico

Situación en la que, a un determinado nivel general de precios, coinciden la cantidad total que los consumidores están dispuestos a consumir, con la cantidad total que los productores están dispuestos a producir.

El equilibrio macroeconómico es una situación de mercado donde la Demanda agregada es igual a la Oferta agregada. Por lo tanto, el equilibrio macroeconómico se dará cuando exista un nivel general de precios y un volumen de producción que satisfagan las expectativas de todas las empresas y todos los consumidores de un país.

El equilibrio macroeconómico es una situación de mercado donde la demanda agregada iguala el total de la producción.

Equilibrio Macroeconómico

Demanda Agregada = Oferta Agregada

Consumo total = Producción total

C + I + G + X - M = PIB

Esto implica que todos los recursos productivos del país están empleados al cien por cien de su capacidad. Por lo tanto, en esta situación, el PIB real y el nivel general de precios son tales que no hay incentivos para aumentar o bajar los precios.

 

El equilibrio macroeconómico se alcanza en el punto de intersección de las curvas de oferta agregada y de demanda agregadas, determinándose un nivel de precios del equilibrio y una producción agregada de equilibrio.

 

Pero como hemos indicado anteriormente, debido a que la curva de oferta agregada puede presentar diferentes comportamientos si se analiza a corto plazo o a largo plazo, para realizar un análisis coherente del equilibrio macroeconómico, tendremos que estudiarlo desde las dos perspectivas:

  • equilibrio macroeconómico a corto plazo y
  • equilibrio macroeconómico a largo plazo

4. El equilibrio macroeconómico a corto plazo

Equilibrio macroeconómico a corto plazo

En la figura de la derecha se muestra las curvas de demanda agregada y oferta agregada a corto plazo cortándose en un punto. Ese es precisamente el punto de equilibrio macroeconómico a corto plazo (Ecp), ya que es donde la cantidad total de la producción agregada ofrecida iguala a la cantidad total de producción agregada demandada, siendo pe el nivel agregado de precios de equilibrio a corto plazo y qe la producción agregada de equilibrio a corto plazo.

4.1 Situaciones de desequilibrio macroeconómico

Al igual que ocurre en el modelo de oferta y demanda de mercado, si el nivel agregado de precios (p) fuera superior al nivel precios de equilibrio (pe), las empresas estarían dispuestas a ofrecer más bienes y servicios de los que se demandan y, por lo tanto, la cantidad de producción agregada ofrecida (q2) sería mayor que la cantidad de producción agregada demandada (q1). Habría entonces un exceso de oferta, lo cual provocaría un descenso del nivel general de precios (de p a pe) y un aumento de la producción demandada (de q1 a qe) , empujándolo de nuevo hacia el punto de equilibrio Ecp (pe, qe).

Un exceso de oferta hace que el nivel general de precios baje

En cambio, si el nivel general de precios (p) fuera inferior al nivel de precios de equilibrio (pe), la cantidad de producción agregada ofrecida (q1) sería menor que la cantidad de producción demandada (q2). Habría entonces un exceso de demanda, provocando un aumento del nivel agregado de precios (de p a pe) y un descenso de la producción demandada (de q2 a qe), empujándolo hacia su punto de equilibrio Ecp (pe, qe).

Un exceso de demanda hace que el nivel general de precios suba

Esta lógica es la misma que se aplica en el análisis del equilibrio de mercado de la oferta y demanda de un bien. Por eso, recomendamos la lectura del apartado "Situaciones de desequilibrio" del artículo "Equilibrio de mercado. La ley de la oferta y la demanda" para entender mejor la mecánica expuesta.

4.2 Cambios en el equilibrio macroeconómico a corto plazo

4.2.1 Cambios en la Demanda agregada

Ya hemos visto al principio del presente artículo, que un cambio en las expectativas, en la riqueza, en el tamaño del stock de capital, en la política fiscal (impuestos y gasto público) o en la política monetaria (oferta monetaria y tipos de interés), producirá un desplazamiento de la curva de demanda agregada hacia la derecha, si ésta aumenta y hacia la izquierda si disminuye.

Analicemos en primer lugar los efectos de un aumento de la demanda agregada; es decir, el desplazamiento de la curva de Demanda agregada hacia la derecha.

Partimos de una situación de equilibrio con unas curvas de oferta y demanda agregadas, OA y DA1 y su punto de equilibrio a corto plazo Ecp.

 

Supongamos que se incrementa la riqueza de los consumidores y, consecuentemente, aumenta el consumo de bienes. Por consiguiente, la curva de demanda agregada se desplaza hacia la derecha (de DA1 a DA2), de tal forma que al nivel de precios de equilibrio pe la demanda agregada ahora es q1, mientras que la producción agregada que ofrecen las empresas permanece en qe. Es decir, se ha desarrollado un exceso de demanda agregada.

 

El efecto que producirá este exceso de demanda agregada (q1 - qe) será un aumento del nivel de precios, tendiendo hacia un nuevo nivel de precios de equilibrio pe', donde la demanda agregada iguala otra vez a la oferta agregada, obteniéndose una nueva producción agregada de equilibrio a corto plazo qe' y un nuevo punto de equilibrio a corto plazo Ecp'.

De esta forma hemos comprobado también que un incremento del nivel de precios de equilibrio (de pe a pe') hace disminuir la demanda agregada (de q1 a qe') y aumentar la producción agregada ofrecida (de qe a qe').

Un incremento de la demanda agregada provoca un incremento tanto en la producción agregada como del nivel de precios de equilibrio

El caso contrario, un descenso de la demanda agregada (un desplazamiento de la curva hacia la izquierda, de D2 a D1), hará que desciendan el nivel de precios de equilibrio de pe' a pe y la producción agregada de equilibrio de qe' a qe.

Un descenso de la demanda agregada provoca una disminución tanto

en la producción agregada como en el nivel de precios de equilibrio

Desplazamientos

de la Demanda agregada

 

Una variación de la Demanda agregada

desplaza su curva variando el nivel de precios y la producción agregada

en el mismo sentido

dando lugar a un nuevo equilibrio macroeconómico

4.2.2 Cambios en la Oferta agregada a corto plazo

Analicemos ahora los efectos de un aumento de la oferta agregada; es decir, el desplazamiento de la curva de Oferta agregada hacia la derecha.

 

Ya hemos visto que los cambios producidos en los costes de los factores de producción, la productividad o los salarios nominales provocarán desplazamientos de la curva de oferta agregada a corto plazo hacia la derecha o hacia la izquierda, según ésta aumente o disminuya, respectivamente.

Seguimos con la misma gráfica de equilibrio macroeconómico. En este caso, con las curvas OA1 y DA y su punto de equilibrio Ecp.

 

Supongamos que se reducen los costes de los factores de producción. Al disminuir estos costes, la cantidad que ofertarán los productores será mayor, aumentando así la oferta agregada. Por lo tanto, la curva de oferta agregada a corto plazo se desplaza hacia la derecha (de OA1 a OA2), provocándose un exceso de oferta, ya que al precio pe la oferta agregada ahora es q1, mientras que la producción agregada demandada permanece en qe.

 

El efecto que producirá este exceso de oferta agregada (q1 - qe) será una disminución del nivel general de precios tendiendo hacia un nuevo nivel de precios de equilibrio pe' , donde la demanda agregada iguala otra vez a la oferta agregada, obteniéndose una nueva producción agregada de equilibrio a corto plazo qe' y un nuevo punto de equilibrio a corto plazo Ecp'.

De esta forma hemos comprobado que un descenso del nivel de precios de equilibrio (de pe a pe') hace disminuir la oferta agregada (de q1 a qe') y aumentar la producción agregada demandada (de qe a qe').

Un incremento de la oferta agregada provoca un descenso del nivel de precios y un incremento en la producción agregada de equilibrio

El caso contrario, un desplazamiento de la curva de oferta agregada hacia la izquierda (de OA2 a OA1), hará que el nivel de precios de equilibrio aumente de pe' a pe y la producción agregada de equilibrio descienda de qe' a qe.

Un descenso de la oferta agregada provoca un incremento en el nivel de precios de equilibrio y un descenso en la producción agregada de equilibrio

Desplazamientos

de la Oferta agregada

 

Una variación de la Oferta agregada

desplaza su curva variando el nivel de precios y la producción agregada

en sentidos opuestos

dando lugar a un nuevo equilibrio macroeconómico

5. El equilibrio macroeconómico a largo plazo

Antes de abordar el equilibrio macroeconómico a largo plazo es necesario conocer el concepto de producción potencial o PIB potencial, ya que es otro de los motivos que provoca la distinción que se hace entre la oferta agregada a corto plazo y a largo plazo.

 

Sabemos que el PIB real registrado en una economía (al que llamaremos PIB observado) es el valor de todos los bienes y servicios finales producidos durante un determinado periodo de tiempo. Es decir, el PIB representa la producción total obtenida por una economía en un determinado período de tiempo.

Pues bien, el PIB potencial sería el nivel de producción máximo que una economía podría alcanzar si utilizase todos sus factores de producción de una forma eficiente (es decir, manteniendo los precios estables, sin provocar presiones inflacionistas).

 

Por lo tanto, el PIB potencial es una estimación de la producción que puede crear una economía, mientras que el PIB observado muestra la producción real generada.

 

Evidentemente, surgirán diferencias entre el PIB observado y el PIB potencial. Primero, por la propia naturaleza de la estimación. Segundo, porque el cálculo del PIB potencial se basa en una inflación constante, mientras que el PIB observado tiene incorporada la tasa de inflación real registrada que, como es sabido, es propensa a variar.

 

Pues bien, esta diferencia entre el PIB potencial y PIB observado se denomina output gap o brecha del PIB.

Producción potencial

PIB potencial

Nivel de producción que una economía puede alcanzar, dados los recursos disponibles y la tecnología existente, sin generar presiones inflacionistas.

Brecha del PIB

Output gap

Diferencia entre el

Producto Interno Bruto observado y el producto Interno Bruto potencial.

Es por ello, por lo que el PIB potencial se suele utilizar como herramienta de medición de la tendencia en torno a la que fluctúa la producción agregada, ya que al compararlo con el PIB observado sirve para alertar sobre estas desviaciones. De esta forma, el PIB potencial se convierte en una variable clave para diseñar y reajustar las políticas económicas.

 

Equilibrio macroeconómico a largo plazo

Tenemos la representación de la curva de demanda agregada (DA) y las dos curvas de oferta agregada: la de corto plazo (OA) y la de largo plazo (OAlp). Observamos que existe un punto en el que se cortan las tres curvas. Precisamente en este punto es donde la producción agregada de equilibrio se iguala con la producción potencial o PIB potencial. Pues bien, ese punto en el que el punto de equilibrio macroeconómico a corto plazo se encuentra sobre la curva de oferta agregada a largo plazo se denomina equilibrio macroeconómico a largo plazo (Elp).

El Equilibrio macroeconómico a largo plazo se da

cuando el punto de equilibrio a corto plazo está situado

sobre la curva de oferta agregada a largo plazo

Si lo observamos bien, en ese punto la cantidad demandada de PIB real es igual a la cantidad ofrecida del PIB real, al igual que ocurría con el equilibrio macroeconómico a corto plazo. Lo que ocurre aquí, y que lo diferencia del equilibrio a corto plazo, es que en éste, el PIB real es igual al PIB potencial, es decir, se da en un nivel de producción con pleno empleo.

5.1 Cambios en el equilibrio macroeconómico a largo plazo

5.1.1 Aumento de la Demanda agregada

 

Vamos a ver los efectos de un aumento de la demanda agregada; es decir, de un desplazamiento de su curva hacia la derecha. Partimos del punto de equilibrio E1, intersección de las curvas DA1 y OA1. Al desplazarse la curva de demanda agregada de DA1 a DA2, el nivel general de precios aumenta de p1 a p2, así como la producción agregada que pasa de q1 a q2, obteniéndose un nuevo punto de equilibrio E2.

Se observa que en este nuevo punto de equilibrio a corto plazo E2 la producción agregada (q2) es mayor que la producción potencial (q1), lo que significa que la economía está produciendo por encima de su potencial y estaremos en una fase de "recalentamiento", en el que existirá un bajo desempleo, pero con el riesgo de que aumente el nivel de precios, surgiendo así la inflación. Por este motivo, cuando ocurren estas circunstancias, se dice que la economía tiene una brecha inflacionista.

Si el PIB observado está por encima del PIB potencial, estaremos

hablando de brecha del PIB positiva o brecha inflacionista

El bajo desempleo provocará un aumento de los salarios nominales. Las empresas, en respuesta a este aumento de salarios, reducirán su producción, con lo cual la curva de oferta agregada a corto plazo se desplazará hacia la izquierda.

Una brecha inflacionista hace que la curva de oferta agregada

a corto plazo se desplace de forma gradual hacia la izquierda

Este desplazamiento gradual llevará a la curva de oferta agregada a corto plazo OA1 hasta OA2, alcanzando un nuevo punto de equilibrio en E3, donde se vuelven a cortar las 3 curvas AD2 , OA2 y OAlp.

 

Es decir, la economía vuelve a estar en equilibrio macroeconómico a largo plazo en E3, volviendo a la producción potencial q1. Sin embargo, en este nuevo punto de equilibrio, el nivel agregado de precios es más alto (p3), reflejando un incremento del nivel agregado de precios a largo plazo.

Conclusión

Ante una aumento de la Demanda agregada,

la economía se autorregula a largo plazo

5.1.2 Disminución de la Demanda agregada

 

Veamos ahora los efectos de una disminución de la demanda agregada; es decir, de un desplazamiento de su curva hacia la izquierda.

 

Partiendo de un punto de equilibrio E1, si la demanda agregada se reduce, la curva DA1 se desplaza hacia la izquierda (DA2), reduciéndose tanto el nivel agregado de precios, de p1 a p2, como la producción agregada de equilibrio que pasa de q1 a q2, alcanzando un nuevo punto de equilibrio en corto plazo E2.

Se observa que en este nuevo punto de equilibrio a corto plazo E2, la producción agregada q2 es menor que la producción potencial q1. Esto significa que la economía no está utilizando al máximo sus factores productivos (existirá, por consiguiente, un alto desempleo) y, por lo tanto, nos encontramos en un período de recesión con los correspondientes ajustes y bajada de la inflación (deflación). Cuando se dan estas circunstancias en la economía decimos que existe una brecha recesiva.

Si el PIB observado está por debajo del PIB potencial, diremos

que existe una brecha del PIB negativa o brecha recesiva.

El alto desempleo provocará una disminución de los salarios nominales (y de otros precios rígidos), lo cual hace que las empresas aumenten su producción, desplazándose la curva de oferta agregada a corto plazo hacia la derecha.

Una brecha recesiva hace que la curva de oferta agregada

a corto plazo se desplace de forma gradual hacia la derecha

Este desplazamiento gradual llevará a OA1 hasta un OA2, alcanzando un nuevo punto de equilibrio en E3, donde se vuelven a cortar las 3 curvas AD2, OA2 y OAlp.

 

Es decir, la economía vuelve a estar en equilibrio macroeconómico a largo plazo en E3, volviendo a la producción potencial q1.

 

Sin embargo, en este nuevo punto de equilibrio el nivel agregado de precios es más bajo (p3) reflejando un descenso del nivel agregado de precios a largo plazo.

Conclusión

Ante una disminución de la Demanda agregada,

la economía se autorregula a largo plazo

En resumen, tanto si se produce una brecha positiva (inflacionista) como negativa (recesiva), la economía a largo plazo tiende siempre a la producción potencial y, por lo tanto, se pude afirmar que la economía a largo plazo se autorregula.

 

Surge entonces la cuestión que nos lleva al eterno dilema en la historia del pensamiento económico ¿debe esperarse, durante un largo período de tiempo, a que la economía vuelva a su normalidad mediante sus reajustes (la mano invisible) o debe intervenir el estado para acortar ese período de inestabilidad aplicando los medios disponible para volver a la producción potencial lo antes posible?

 

Ante una brecha recesiva (recordemos que está provocada por una disminución de la demanda agregada), el estado necesitará, evidentemente, aumentar la demanda agregada. Para ello, dispone del control del gasto público y de los impuestos con distintas posibilidades de actuación: aumentar el gasto público, reducir los impuestos o ambas medidas simultáneamente. Estamos hablando de aplicar una política fiscal expansiva.

 

Asimismo, dispone de los instrumentos de la política monetaria: aumentar la oferta monetaria y reducir los tipos interés (política monetaria expansiva).

 

En caso contrario, ante una brecha inflacionista (provocada por un aumento de la Demanda agregada), lo que se necesitará será reducir la Demanda agregada utilizando los mismos instrumentos que la política fiscal expansiva (gasto público e impuestos), pero en sentido contrario: reducir el gasto público, aumentar los impuestos o ambas medidas simultáneamente. Estamos hablando de la aplicación de una política fiscal restrictiva.

 

También dispone de la política monetaria restrictiva: disminuir la oferta monetaria y aumentar los tipos de interés para encarecer el endeudamiento reduciendo así el consumo.

 

Es por ello, por lo que recomendamos continuar esta lectura con el artículo "La política económica", ya que en él se describe más detalladamente la aplicación de estas políticas económicas y sus efectos.

Existe un artículo dedicado exclusivamente a "La Demanda agregada"

Exportaciones netas

Las exportaciones menos las importaciones.

Se denomina Agregada

porque obedece a la suma o promedio de todas las demandas de todos los bienes de todos los mercados.

La curva de Demanda agregada

muestra el nivel general de precios para cada nivel de gasto agregado.

Existe un artículo dedicado exclusivamente a "La Oferta agregada"

 

Los motivos de esta distinción entre corto y largo plazo están desarrollados en el artículo "La Oferta agregada"

La

curva de Oferta agregada

muestra el nivel general de precios a corto plazo para cada nivel de producción

En la Oferta agregada a corto plazo a mayor nivel general de precios de los productos, mayor producción de las empresas.

 

En cambio, en la Oferta agregada a largo plazo

no influye el nivel general de precios.

A largo plazo

todos los precios son flexibles y las variaciones del nivel general de precios no tiene ningún efecto en el volumen de producción agregada

En el análisis macroeconómico la variable precios no se refiere a productos concretos, sino al nivel general de precios

 

El nivel general de precios

es una medida

global de los precios de los diversos bienes y servicios en un momento determinado.

Punto de Equilibrio

Punto donde los deseos de los ofertantes y demandantes coinciden

Equilibrio macroeconómico

Demanda agregada

es igual a la

Oferta agregada.

 

En una situación de equilibrio macroeconómico

los deseos de los demandantes y de los ofertantes coinciden, tanto en las cantidades intercambiadas como en el nivel general de precios que se paga por ellas.

El equilibrio de mercado

se incluye en la Microeconomía

(analiza la oferta y la demanda de un bien en un mercado)

 

El equilibrio macroeconómico

se incluye en la

Macroeconomía

(analiza la oferta y la demanda de todos los bienes en todos los mercados)

de Francisco Mochón

de Paul Krugman

Un descenso de la demanda agregada fue la causa de la Gran Depresión de 1929.

 

El incremento del gasto público durante la Segunda Guerra Mundial cerró esta crisis, ya que provocó un aumento de la demanda agregada.

Los efectos de un descenso de la oferta agregada (incremento del nivel de precios y descenso de la producción) genera respectivamente inflación y desempleo; lo que se conoce como estanflación.

El PIB potencial

es el PIB que se puede alcanzar con la utilización máxima de los factores productivos existentes. Es decir, la producción que se alcanza cuando los factores se encuentran en pleno empleo.

 

Según Krugman, el output potencial corresponde con el nivel de PIB real que se produciría si todos los precios, incluidos los salarios nominales, fueran totalmente flexibles.

de Paul Krugman

Brecha inflacionista

Cuando el crecimiento de la demanda de productos y servicios supera el crecimiento de la capacidad para proporcionar esos bienes y servicios.

Brecha recesiva

Cuando la economía está funcionando en el corto plazo a un nivel por debajo del nivel potencial de equilibrio de pleno empleo.

La mano invisible

Capacidad de autorregulación que el libre mercado tiene intrínseco