El IPC

El IPC: Índice de Precios de Consumo

LogoYirepaFinanzas

Al continuar utilizando este sitio usted acepta el uso de cookies como se describe en nuestra política de cookies.

Si deseas resolver tus dudas sobre los conceptos básicos de las finanzas y la economía, éste es tu sitio.

El IPC es un indicador del coste total de los bienes y los servicios comprados por una familia media que se utiliza para analizar la evolución del coste de la vida durante un período de tiempo.

1. Qué es el IPC. Definiciones

2. Cómo se elabora el IPC

3. Variaciones del IPC (ejemplo)

4. Aplicaciones del IPC

Las magnitudes socioeconómicas varían continuamente a lo largo del tiempo. Para efectuar un análisis sobre su comportamiento y evolución, se suele acudir a ciertos indicadores y técnicas que facilitan el tratamiento de los datos obtenidos.

 

Uno de los indicadores más utilizados son los números índices, que permiten, mediante sus variaciones, analizar claramente los cambios sufridos por una magnitud.

Estos índices muestran la variación entre dos valores correspondientes a distintos momentos del tiempo, realizándose una comparación entre el valor adoptado en el momento en el que se desea analizar y un periodo fijo, al que se denomina periodo base.

 

El más conocido de estos índices es el Índice de Precios de Consumo (IPC), ya que permite medir la tasa de inflación.

1. Qué es el IPC. Definiciones

El Índice de Precios de Consumo mide la evolución de los precios de una cesta de la compra representativa del consumo de una familia media.

El Índice de Precios de Consumo (IPC) tiene como objetivo proporcionar una medida estadística de la evolución del conjunto de precios de los bienes y servicios que consume la población residente en viviendas familiares en España. (INE: http://www.ine.es/prensa/ipc_prensa.htm).

El índice de precios de consumo (IPC) determina el nivel general

de precios teniendo en cuenta únicamente los precios de los

bienes y servicios adquiridos directamente por los consumidores.

Por lo tanto, el IPC nos puede indicar la variación porcentual experimentada, entre dos momentos del tiempo, por el precio de los bienes y servicios que adquiere una familia media. Es por ello, por lo que este índice se utiliza para medir el impacto de la inflación en la economía de un país o región.

 

Antes de seguir adelante es muy importante realizar una precisión sobre las semejanzas y diferencias entre IPC e inflación, ya que a menudo se suele cometer el error de confundirlos.

 

En primer lugar, señalar que la inflación es un fenómeno económico consistente en una subida generalizada y continuada de los precios de una economía, mientras que el IPC es el índice que intenta medir este fenómeno.

 

Y decimos que "intenta" medir porque, en realidad, el IPC no recoge la totalidad de los productos y servicios que se consumen en un país. Ésta es otra gran diferencia que existen entre inflación e IPC: la cantidad de productos que cada indicador toma en consideración para medir los incrementos en los precios.

 

Mientras que la inflación hace referencia a la subida generalizada de los precios de los bienes y servicios de una economía, el IPC sólo selecciona una muestra que considera representativa del consumo de una familia media (la cesta de la compra) dejando fuera, por ejemplo, los precios de los consumos intermedios empresariales y los de los productos exportados.

 

Es por ello, por lo que no podemos considerar el IPC como una medida absoluta de la inflación (sólo considera la variación de precios efectiva de las familias: la cesta de la compra).

 

Sin embargo, sí debe aceptarse que el IPC cuenta en su cálculo con una gran variedad de productos y servicios de diferentes sectores y que, por consiguiente, puede aproximarse a expresar una buena medida de la inflación. Por lo tanto, a pesar de estas limitaciones y la dificultad lógica de su cálculo, podemos considerar el IPC como un buen estimador de la inflación.

 

El IPC es solo un indicador aproximado de la tasa de inflación

de toda la economía, ya que solo incluye una parte de los bienes

producidos en ésta, la que compone el consumo privado

"Indicadores de estructura económica" (Jaime Requeijo González)

2. Cómo se elabora el IPC

En España el IPC es elaborado por el Instituto Nacional de Estadística (INE), seleccionando productos concretos que se asemejan al consumo de una familia media. Para ello, recopila cerca de 220.000 precios de 479 artículos, de los cuales informan más de 30.000 establecimientos distribuidos en 177 municipios de todo el territorio nacional (en la web del INE podemos encontrar estas referencias).

El conjunto de estos bienes y servicios conforman lo que se denomina "la cesta de la compra". Sin duda, el principal obstáculos en su confección es conseguir la mayor fiabilidad posible, incluyendo los artículos más representativos del consumo familiar y aplicándoles una correcta ponderación; es decir, dándoles a cada artículo la importancia adecuada que tienen en la cesta de la compra familiar.

 

Es necesario ponderar cada uno de los bienes y servicios que componen la

cesta de la compra, según la importancia que tiene el gasto de las familias.

 

Esta importancia se mide en función de la parte de la renta que se gasta en ellos.

El procedimiento para su elaboración se puede resumir en los siguientes apartados:

 

1. En primer lugar el INE debe obtener una relación de los bienes y servicios más representativos que adquieren las familias españolas. Para ello, realiza una encuesta de presupuestos familiares, con el objetivo de obtener toda la información necesaria sobre los hábitos de consumo de los ciudadanos.

 

2. Una vez obtenida toda esta información, elabora una hipotética "cesta de la compra" de los españoles que, evidentemente, estará compuesta por todos aquellos artículos y servicios que forman parte del consumo normal de una familia media, con la intención de que sea representativa del gasto total que realizan todos los consumidores en España.

3. Para que esta cesta de la compra refleje más correctamente su valor, es necesario tener en cuenta la proporción de renta que los consumidores dedican a cada artículo o servicios (es necesario ponderar cada artículo y servicio).

 

Efectivamente, cada producto tiene un peso diferente en la cesta de la compra en función de la proporción de gasto que las familias destinan al mismo.

 

Para facilitar esta labor, se agrupan todos estos artículos y servicios en diferentes categorías dando lugar a los 12 grupos que actualmente conforman el IPC en España.

Los 12 grupos que conforman el IPC y sus ponderaciones para 2017

4. Se obtiene así el porcentaje de cada grupo de productos y servicios en relación al total, que representan las ponderaciones en función de la importancia económica de los distintos bienes y servicios que componen dicha cesta de la compra.

 

5. La suma de todos los precios de cada categoría multiplicados por la ponderación de la misma dará como resultado el valor buscado de la cesta de la compra.

 

6. Para facilitar los cálculos, percibir mejor los cambios de los años posteriores y, en conclusión, observar mejor la evolución de los precios, se adopta un año como año base en el que a todos los precios de todos los bienes y servicios de la cesta se le atribuye el valor 100 (IPC0).

 

7. De esta forma, una vez transcurrido un determinado periodo de tiempo, se podrá comprobar la evolución de los precios, calculándose su variación en el período contemplado y hallando así el nuevo índice actualizado (IPC1).

 

8. Una vez obtenido el IPC de dos fechas diferentes, se puede hallar su variación en el período. Es decir, se podrá calcular la tasa de variación de los precios según la siguiente fórmula:

 

 

Tasa de variación de los precios = (IPC1 - IPC0) / IPC0 x 100

 

donde IPC0 es el índice del período inicial y IPC1 el del período final

3. Variaciones del IPC (ejemplo práctico)

Como se ha indicado anteriormente, la variación del IPC entre dos fechas diferentes (tasa de variación), se calcula con la siguiente fórmula:

Si la tasa arroja un porcentaje positivo (cuando IPCfinal es mayor que IPCinicial) determinará que ha existido un incremento de precios. En caso contrario, porcentaje negativo (cuando IPCfinal es menor que IPCinicial), significará que se ha producido una disminución de los precios.

 

En la práctica, estos cálculos son más fáciles de realizar, ya que el INE facilita en una tabla todos los índices (IPC) de cada mes y cada año. De esta forma, sólo tenemos que aplicar en la fórmula los índices de los años que nos interesan y obtener así la variación de precios.

Tabla: Actualización de renta de alquiler con el IPC entre 2 meses posteriores a enero de 2002.

Para llegar a esta tabla accederemos primero a este enlace de la web del INE y seleccionaremos el apartado C. A continuación se nos mostrará 3 opciones. En el caso de interesarnos por períodos posteriores a enero de 2002, entraremos en la primera opción y nos encontraremos con el cuadro que muestra todos los IPC mensuales.

Un ejemplo práctico de cálculo de variación del IPC

La web del INE facilita un ejemplo práctico que vamos a reproducir y explicar aquí a continuación. Se trata de actualizar una renta de 400 euros de agosto de 2002 a agosto de 2003.

 

Observemos en la tabla de índices que para agosto de 2002 el IPC es igual a 76,253 y para agosto de 2003 es 78,535:

Vamos a calcular la renta final (la renta actualizada) de 4 formas diferentes:

 

1) Calculando la variación en porcentaje registrado por los precios en el período considerado, según los índices de cada año, para luego aplicarlo a la renta y obtener así la renta final.

 

Sabiendo que el IPCinicial es igual a 76,253 y que el IPCfinal es igual a 78,535

 

recurrimos a la fórmula conocida y calculamos la

Esta tasa nos está diciendo que los precios entre agosto de 2002 y agosto de 2003 han aumentado un 2,99%. Si la renta de agosto de 2002 (400 euros) la incrementamos un 2,99% obtendremos la renta final solicitada para agosto de 2003: 411,97 euros.

 

Debemos comentar que los datos que suele mostrar el INE como incrementos de IPC entre dos períodos están redondeados a un decimal. Por lo tanto, para el INE, el incremento porcentual del IPC, en este caso, es del 3% (en lugar del 2,99% utilizado en nuestros cálculos), por lo que la renta de 400 euros, al incrementarse un 3%, se convertiría en una renta final de 412 euros.

 

 

2) Existe otra forma de obtener este incremento del 3,0% que hemos calculado con la fórmula, ya que el mismo INE nos lo facilita en el enlace http://www.ine.es/varipc/index.do

 

Basta con introducir mes y año, iniciales y finales, y pinchar Calcular.

Observaremos cómo nos devuelven el valor 3,0%:

3) Hagamos ahora los cálculos tal como se desarrollan en el ejemplo práctico de la página web del INE. Este método no calcula previamente el incremento sufrido por los precios, sino que halla directamente la renta final partiendo de la renta inicial.

 

Para ello, se multiplica el importe que se desea actualizar (renta inicial) por el número índice del mes al que se quiere llegar (IPC final) y se divide por el número índice del mes en el que se encuentra expresado originalmente el importe a actualizar (IPC final):

obteniéndose el mismo resultado de 412:

Tal como se indica en una nota del INE, el cociente de índices se deberá redondear a 3 decimales antes de multiplicarlo por la renta inicial

4) Por último, podemos también obtener directamente la renta final a través del siguiente enlace del INE: http://www.ine.es/calcula/

Basta con introducir el mes y los años (esta opción solo permite períodos anuales), la renta inicial y pulsar Calcular, para que nos devuelva el importe de la renta final (412) acompañado de la variación porcentual (3,0%):

De esta forma, mediante las fórmulas descritas anteriormente o mediante el enlace a la página web del INE, http://www.ine.es/varipc/index.do, podremos calcular los distintos tipos de variaciones del IPC:

 

  • Variación mensual: variación sufrida entre el mes de interés y el mes anterior. Así, la variación mensual del IPC en el mes de junio de 2009 sería la variación registrada entre el IPC del mes de mayo y el IPC del mes de junio de 2009.

 

  • Variación acumulada: suele referirse a la variación sufrida entre el 1 de enero de un año en concreto y el último día del mes de interés del mismo año. Por ejemplo, la variación acumulada por el IPC al mes de septiembre de 2016 sería la variación registrada entre el IPC de diciembre de 2015 y el IPC de septiembre de 2016.

 

  • Variación interanual: variación registrada entre el mes de interés y el mismo mes del año anterior, tal y como hemos visto en el ejemplo práctico, entre agosto de 2002 y agosto de 2003. (Según la metodología del INE, esta tasa de variación se calcula como cociente entre los índices publicados del mes corriente y del mismo mes del año anterior)

 

  • Variación anual: cuando la variación interanual se refiere al mes de diciembre. Es la variación registrada desde el 1 de enero al 31 de diciembre de un año en concreto. Así, decimos que el IPC de 2012 fue del 2,90%, que es la variación registrada entre el IPC de diciembre de 2011 y el de diciembre de 2012.

 

  • Variación entre dos fechas determinadas: variación del IPC desde el primer día de un mes y el último día de otro mes (del mismo o distinto año). Así, podríamos calcular la variación registrada por el IPC entre el mes de marzo de 2015 y el mes de julio de 2016.

 

A continuación, reproducimos un extracto de la tabla que proporciona el INE en el enlace http://www.ine.es/prensa/ipc_tabla.htm con los IPC mensuales, interanuales y acumulados:

4. Aplicaciones del IPC

El IPC es uno de los índices más utilizados en la actualización de determinados valores monetarios, como los salarios y las pensiones, con el fin de garantizar el mantenimiento del poder adquisitivo de los perceptores.

 

En un sentido inverso, es también el factor más usado para deflactar los valores monetarios nominales a precios corrientes.

 

En general, es el índice que se suele emplear para:

 

  • Actualizar el poder adquisitivo de cualquier flujo monetario (indexación)
  • Eliminar el efecto de la variación de los precios sobre valores monetarios (deflactación)

 

En particular, es el índice al que se recurre para:

 

  • Los ajustes salariales, de estados financieros, etc.
  • El cálculo del incremento de los arrendamientos.
  • El cálculo de la pérdida de poder adquisitivo de la moneda.

Las aplicaciones del IPC son numerosas y de gran importancia en los ámbitos económico, jurídico y social.

 

Entre ellas cabe destacar su utilización como medida de la inflación.

 

También se aplica en la revisión de los contratos de arrendamiento de inmuebles, como referencia en la negociación salarial, en la fijación de las pensiones, en la actualización de las primas de seguros y otros tipos de contrato y como deflactor en la Contabilidad Nacional.

 

(Fuente: INE)

Número índice

Es un indicador que muestra la variación de una magnitud a lo largo del tiempo en relación a un momento dado del mismo que se toma como base.

Inflación

Subida generalizada y continuada de los precios de una economía. Es un fenómeno económico que el IPC

intenta medir.

El IPC

no es una medida absoluta de la inflación.

Sí es un buen estimador

de la

inflación.

Cesta de la compra

Conjunto de bienes y servicios que representa el consumo normal de una familia media.

 

La cesta de la compra de los españoles

Los españoles dedican la mayor parte de su cesta de la compra a los alimentos y bebidas no alcohólicas y al transporte (Así es la peculiar cesta de la compra de los españoles, diario económico Expansión).

Encuesta INE

La recogida de datos se realiza mediante visita personal a los establecimientos en las fechas que corresponda. Además, se recogen datos por teléfono, fax y correo electrónico. En determinados artículos tarifados se obtiene información de las publicaciones oficiales correspondientes.

Los precios de cada uno de los productos que componen la cesta de la compra se ponderan en función de su participación en el gasto de la familia

 

Ponderación

Valoración dada a las variables para asignarles un peso proporcionado a la importancia de cada una.

 

Importancia o peso que cada artículo tiene en el IPC

Nota

IPC Interanual

Para calcular la variación del IPC interanual (período de 12 meses), el mes inicial debe ser igual al mes final. Así, si deseamos hallar la variación anual experimentada por el IPC en mayo de 2016, tendremos que calcular el cociente entre el índice de mayo de 2016 y el índice de mayo de 2015.

 

IPC Anual

Por la misma razón, para calcular la variación en un año natural, se debe calcular el cociente entre el índice de diciembre del año que se desea calcular y el índice de diciembre del año anterior.

Deflactar

Consiste en eliminar el efecto que los cambios en los precios de los bienes tienen sobre una serie de valores temporales.

Indexación

Proceso de ajustar la evolución de una variable (salarios, jubilaciones, etc.) con la evolución de un índice de precios.

 

Es un mecanismo mediante el cual, tanto los precios como los salarios se ajustan de manera periódica, tomando como referencia algún tipo

de índice.