El coste de oportunidad
LogoYirepaFinanzas

Al continuar utilizando este sitio usted acepta el uso de cookies como se describe en nuestra política de cookies.

Si deseas resolver tus dudas sobre los conceptos básicos de las finanzas  y la economía, éste es tu sitio

El coste de oportunidad

1. Introducción

2. Concepto del coste de oportunidad

3. Cálculo del coste de oportunidad

4. Ejemplos de cálculo del coste de oportunidad

1. Introducción

Los seres humanos tienen una serie de necesidades. Para satisfacerlas disponen de unos recursos. El problema es que estos recursos son escasos.


Ésta es la base del problema económico: el uso eficaz de los recursos limitados para satisfacer las necesidades de la sociedad.


Para superar este problema de escasez, surge la actividad económica, obligando a la sociedad a elegir qué bienes y servicios debe producir (y consumir) para poder cubrir al máximo sus necesidades.


Esto significa que cada vez que se decide utilizar cierto recurso de una manera, se está renunciando a la oportunidad de utilizarlo de otra.


Pues bien, en Economía, cualquier decisión implica un sacrificio, una renuncia a otra alternativa, y  esa renuncia implica un coste, el coste de renunciar a una oportunidad. De aquí surge el concepto de coste de oportunidad.

Por consiguiente, en economía, cuando se toma una decisión, no sólo es importante cuantificar el gasto que va a suponer, también es muy importante conocer el mejor uso alternativo de los recursos utilizados. Es decir, conocer su coste de oportunidad.

Cuando se renuncia a otras alternativas,

surge un coste, el coste de oportunidad

Como hemos visto, el coste de oportunidad está implícito en toda decisión. Por este motivo, tiene una gran importancia en la economía.

2. Concepto de coste de oportunidad

El término "coste de oportunidad" se debe al economista austríaco Friedrich von Wieser. En su obra "Teoría de la economía social", publicada en el año 1914, hablaba por primera vez del coste alternativo, que luego más tarde sería conocido como el coste de oportunidad.

Como hemos indicado anteriormente, el coste de oportunidad responde a la alternativa desechada frente a la  opción elegida.


Cuando se toma una decisión, se está renunciando a otras alternativas, alternativas que no han sido elegidas. Es decir, al elegir una opción a favor de otra, se están dejando pasar una oportunidad. De ahí que cualquier decisión tiene un coste, un coste de oportunidad.


Partiendo de esta base, nos podemos encontrar en diferentes textos y tratados definiciones como las que siguen:

El coste de oportunidad es el valor de  la mejor opción a la que se renuncia cuando se toma una decisión.


El coste de oportunidad es el valor de la mejor alternativa disponible.

El coste de oportunidad es el valor de la alternativa desechada por la alternativa elegida, en el mejor uso alternativo de los recursos.

El coste de oportunidad es el valor de la mejor opción no realizada.

Coste de oportunidad

Valor de la mejor alternativa desechada

El coste de oportunidad

es el valor máximo sacrificado alternativo

de  tomar una decisión económica

Coste de oportunidad

Valor de la mejor opción

no seleccionada.

Al respecto, debemos decir que estas definiciones no son del todo precisas, ya que relaciona directamente el concepto de coste de oportunidad con su valor, de tal forma que si tomamos dichas definiciones como referencias para calcular el valor del coste de oportunidad, nos van a llevar a un error.


En este sentido, sí sería correcto decir que,  cuando hay una serie de recursos limitados, el coste de oportunidad es el coste en el se incurre por el simple hecho de no haber seleccionado la mejor opción posible.

Y así es. El coste de oportunidad surge cuando se renuncia a otras alternativas, pero su valor no es el valor de la mejor alternativa no seleccionada. El coste de oportunidad hace referencia a la mejor alternativa perdida, pero su valor no es el valor de esa alternativa.

El coste de oportunidad hace referencia a la oportunidad perdida al rechazar una opción a favor de otra.

Por eso, somos más partidarios de la definición que dan Lyle Jacobsen y Ramírez Padilla en su libro "Contabilidad de Costos":

Coste de oportunidad

Aquel que se origina al tomar una determinada decisión, lo cual provoca la renuncia de otro tipo  de alternativa que pudiera ser considerada.

(Jacobsen y Padilla, "Contabilidad de Costos")

Con todo lo dicho, nos atrevemos a dar una definición que podría ser más concisa y precisa:

Coste de oportunidad

Aquel que surge cuando se renuncia a otras alternativas de utilizar ciertos recursos, siendo la mejor de estas alternativas rechazadas la que se debe de tener como referencia.

Pasamos a continuación a explicar cómo se calcula el valor del coste de oportunidad y veremos más claramente la imprecisión de las definiciones que hemos comentado anteriormente y la certeza de la definición que hemos considerado más acertada.

3. Cálculo del coste de oportunidad

Partiendo de la definición que hemos señalado anteriormente, el coste de oportunidad surge cuando se renuncia a otras alternativas, siendo la mejor de estas alternativas rechazadas la que se debe de tener como referencia, diremos que para medir el coste de oportunidad, se compara la alternativa elegida con la mejor alternativa rechazada.

De esta forma, si la alternativa seleccionada arroja un beneficio de 100 , pero existe otra que alcanza los 120 €, el coste de oportunidad de la opción elegida es de 20 €.

El valor del Coste de oportunidad es la diferencia entre el valor de la mejor alternativa rechazada y el valor de la alternativa elegida.

Evidentemente, es primordial calcular previamente el valor de cada una de las alternativas (la seleccionada y la mejor de las rechazadas). Por simplicidad de las definiciones, se dice "valor", pero realmente a lo que se refiere es al beneficio o pérdida obtenidos con cada una de las alternativas, o como indicaBurch y Henry (1), al ingreso neto generado por el factor en su mejor uso alternativo.


Por tanto, para el cálculo correcto del coste de oportunidad de una alternativa ya seleccionada, debemos considerar los siguientes pasos:


  • Identificar todas aquellas otras alternativas posibles que no vamos a seleccionar
  • Calcular los gastos y costes de cada una de ellas
  • Calcular los ingresos que reportará cada alternativa rechazada
  • Calcular el resultado neto (ingresos menos gastos) de cada alternativa
  • Tomar como referencia aquella alternativa que presente el mejor resultado
  • Calcular la diferencia entre la mejor alternativa rechazada y la alternativa seleccionada 


Llegado a este punto, en el que ya hemos analizado el concepto del coste de oportunidad y concretado su cálculo correcto, estamos en disposición de dar una definición completa:

Coste de oportunidad

Aquel que surge cuando se renuncia a otras alternativas de utilizar ciertos recursos, siendo su valor la diferencia entre la mejor alternativa rechazada y la alternativa elegida.

4. Ejemplos de cálculo del coste de oportunidad

Ejemplo 1: Supongamos que una persona tiene un trabajo por el que cobra todos los meses 2.000 € y recibe dos ofertas nuevas de trabajo: una por la que le pagarían 2.400 € al mes y otra por la que le ofrecen 2.800 € al mes. Por motivos que desconocemos, renuncia a las dos ofertas y decide continuar con su actual trabajo.


¿Está asumiendo esta persona algún tipo de coste? Según la ciencia de la economía, sí, ya que ha tomado una decisión, la decisión de renunciar a otras alternativas, y estas alternativas tienen un valor: 2.400 € y 2.800 €. Como hemos indicado anteriormente, para valorar el coste de su decisión, nos centraremos en la más alta, en la mejor opción a la que ha renunciado, que en este caso sería 2.800 €.


Al tomar la decisión de mantenerse en el trabajo actual con 2.000 €/mes, ha rechazado la oportunidad de tener un trabajo de 2.800 €/mes. Es decir, ha asumido un coste de oportunidad de 800 €/mes (2.800 € de la rechazada menos 2.000 € de la elegida).

Ejemplo 2: Supongamos que disponemos de 20.000 € y tenemos dos opciones: montar un negocio (una tienda de regalos) o invertirlos en la bolsa. Optamos por montar la tienda y al final de un año hemos obtenido un beneficio de 2.000 €. Pero por curiosidad, consultamos los índices de la bolsa y observamos que si hubiéramos invertido los 20.000 € en acciones, en lugar del  negocio, habríamos obtenido 3.500 € de beneficio.


Es decir, hubiéramos ganado 1.500 € más que en la tienda. Por lo tanto, podemos afirmar que el coste de oportunidad de realizar la inversión en la tienda es de 1.500 €.

Ejemplo 3: Supongamos que tenemos en una cuenta corriente que no solemos usar, un saldo de 20.000 € y nos comenta el director de nuestra sucursal bancaria que disponen de un depósito a plazo fijo que ofrece un tipo de interés garantizado del 1 % anual.


Sin embargo, a pesar del asesoramiento del director y la seguridad de que no existe riesgo, decidimos mantener ese dinero en la cuenta corriente que no genera ningún tipo de rendimiento.



Pues bien, ya sabemos que estamos renunciando a unos ingresos de 200 € al año y, por lo tanto, debemos asumir que dejar el dinero en la cuenta corriente ha generado un coste, llamado coste de oportunidad, que asciende a 200 €/año.

La base del problema económico

radica en que los seres humanos tienen una serie de necesidades y disponen de unos recursos escasos para satisfacerlas.

Problema Económico Básico


1. Qué producir

2. Cómo producir

3. Para quién

Friedrich von Wieser, economista austríaco  que acuñó el concepto de costo de oportunidad en 1914 en su obra "Teoría de la Economía Social".

Para medir

el coste de oportunidad,

se compara la alternativa elegida con la mejor alternativa rechazada.

(1) Burch Earl E. and William R. Henry (1974). Opportunity cost and incremental cost: attemp to define in system terms.

Utilizamos cookies para realizar análisis de uso y medición de nuestra web. Haciendo click en "Aceptar" o SI CONTINÚA NAVEGANDO, ACEPTA SU USO. También puede CONFIGURAR O RECHAZAR la instalación de cookies clicando en

nuestra política de cookies
Aceptar