El PIB
LogoYirepaFinanzas

Al continuar utilizando este sitio usted acepta el uso de cookies como se describe en nuestra política de cookies.

Si deseas resolver tus dudas sobre los conceptos básicos de las finanzas y la economía, éste es tu sitio.

El PIB: Producto Interior Bruto

Cómo deflactar el PIB

El PIB es el valor de mercado de todos los bienes y servicios finales producidos en un país durante un determinado periodo de tiempo.

1. Definición del PIB

2. Flujo circular de la renta

3. Cálculo del PIB

4. PIB nominal y PIB real

5. Cómo deflactar el PIB (Cálculo del PIB real)

6. El deflactor del PIB

Es muy habitual que las noticias que nos encontramos en los diferentes medios de comunicación, realicen reiteradamente referencias al PIB cuando están informando sobre los datos económicos del país.

 

El PIB es uno de los indicadores más importante que se utilizan en los análisis macroeconómicos, ya que con una sola cifra intenta evaluar toda la actividad económica registrada en un país. Por ello, se suele utilizar también para obtener una idea de su capacidad productiva y su grado de bienestar colectivo.

 

Efectivamente, al mostrar el valor de todo lo que la economía de un país o región ha sido capaz de producir dentro de sus fronteras durante un período de tiempo, puede servir también para medir su nivel de bienestar y compararlo con el de otros países.

 

Es cierto que, en principio, un valor elevado del PIB puede inducir a concluir que en ese país se posee un alto nivel de bienestar entre sus habitantes. Sin embargo, para poder compararlo con el de otros países de una forma coherente, debe estar relacionado con la población del país, obteniéndose así el PIB per cápita (PIB per cápita = PIB / nº habitantes).

1. Definición del PIB

Hemos definido anteriormente al PIB como el valor de mercado de todos los bienes y servicios finales producidos en un país durante un determinado periodo de tiempo. Analicemos esta definición detalladamente para entender bien lo que significa realmente:

  • valor de mercado: todos los bienes y servicios producidos en un país se valorarán al precio al que se venden en el mercado (no al coste de producción). Es, por tanto, una magnitud monetaria nominal; es decir, el PIB se calcula teniendo en cuenta los precios de mercado del año al que se refiere (precios corrientes).

 

  • bienes y servicios finales: solo se contabilizaran los bienes y servicios finales (los que se venden al usuario final). No se contabilizan los bienes intermedios, ya que estos estarán incluidos en el valor de los productos finales para los que se han utilizado, evitando así su doble contabilización (si hemos contabilizado el valor de una mesa, no contabilizaremos el valor de la madera con la que se ha fabricado dicha mesa). En el PIB no solo se contemplan los bienes y servicios de consumo, sino también los bienes de capital; es decir, los bienes productivos como máquinas, instalaciones, etc. (bienes producidos para producir a su vez otros bienes y servicios en el futuro).

 

  • producidos en el período considerado: Con ello quedan descartados, por ejemplo, las compras de terrenos, de acciones, bonos, etc., ya que no son bienes y servicios producidos, y las compras de bienes de segunda mano, ya que fueron producidos en otro período distinto.

 

  • en un país: este matiz es muy importante y merece especial atención, ya que es el que hace distinguir este concepto de otros similares (como el Producto Nacional Bruto). El Producto Interior Bruto hace referencia exclusivamente a la producción interior; es decir, a la generada dentro del país, dentro de sus fronteras, sin tener en cuenta la nacionalidad de los agentes económicos que han intervenido en ella. Esto significa que la producción realizada por una empresa alemana en España estaría incluida en el cálculo del PIB de España. Sin embargo, no estaría incluida la producción de una empresa española que produce bienes y servicios en Alemania (esta producción formaría parte del PIB de Alemania).

 

No podemos finalizar este apartado sin realizar las siguientes consideraciones:

 

  • El término Bruto significa que también se incluyen los bienes de capital que se han fabricado para reponer el desgaste del stock de capital.

 

  • El término Interior, como se ha señalado anteriormente, hace referencia a su localización geográfica. Para contabilizar los bienes y servicios producidos se utiliza un criterio geográfico, independiente de la nacionalidad del fabricante (si el criterio utilizado fuera la nacionalidad, nos estaríamos refiriendo al Producto Nacional Bruto).

 

Por último, añadir que el PIB no incluye, por supuesto, el trabajo de las amas de casa, el trabajo voluntario, la economía sumergida y, en general, cualquier actividad que se produce fuera del control fiscal.

2. La actividad económica: El Flujo circular de la renta

La actividad económica de un país está compuesta por todos los procesos productivos mediante los cuales, los factores de producción se transforman para obtener los bienes y servicios destinados a satisfacer las necesidades de los consumidores. Los encargados de desarrollar esta actividad son los agentes económicos (familias, empresas y estado).

El PIB

mide el valor monetario, a precio de mercado, de todos los bienes y servicios finales que se producen dentro de las fronteras de un país, durante un periodo de tiempo determinado.

 

Es un indicador que ofrece una idea bastante aproximada de la riqueza que genera un país.

 

El PIB intenta resumir en una cifra el valor monetario de la actividad económica de un país.

El PIB es una magnitud nominal

(a precios corrientes)

Se contabilizan sólo los bienes finales

Las materias primas y otros productos intermedios ya van incorporados al valor del producto

A diferencia de los bienes de consumo, los

bienes de capital se adquieren para ser utilizados durante varios años y requieren una inversión relativamente grande.

En el

cálculo del PIB

sólo se incluye la producción que se realiza dentro de las fronteras del país.

No se distingue si esta producción ha sido realizada por personas o empresas nacionales o extranjeras.

Los precios de los bienes y servicios varían a lo largo del tiempo, ya que están sometidos a los efectos de la variación de los precios (inflación o deflación). Por este motivo, cuando se desea comparar valores expresados en unidades monetarias pertenecientes a distintos períodos hay que tener en cuenta que los precios con que se han calculado han ido evolucionando a lo largo del tiempo.

Si un país produce la misma cantidad de bienes y servicios que el año anterior y se ha registrado una inflación en ese período, se reflejará un incremento de su PIB, pero provocado por esa subida de los precios, no por el aumento real de la producción.

La actividad económica crea un ciclo repetitivo

(El flujo circular

de la renta)

que relaciona la producción con la renta y con el gasto

PIB

 

igual a

 

PRODUCCIÓN

oferta

 

igual a

 

RENTA

ingresos

 

igual a

 

GASTOS

demanda

El PIB sólo tiene en cuenta los bienes y servicios finales. No se consideran los bienes intermedios

Para evitar la doble contabilización se recurre al concepto de “valor añadido"

El valor añadido es el valor de la producción de una empresa menos el valor de las materias primas y productos intermedios utilizados.

La Demanda Agregada de una economía es la

suma de cuatro componentes:

C: consumo, I: inversión, G: gasto público Ex: exportaciones netas

Exportaciones netas

Diferencia entre el valor total de los bienes producidos en el país que se venden a otros países, es decir, los bienes producidos para atender la demanda exterior (exportaciones) y los bienes producidos en el exterior que se consumen en el país (importaciones).

 

A esta diferencia (X-M) también se le denomina Saldo Exterior

El PIB

calculado por la vía del gasto

viene ya expresado a precio de mercado

(tiene incluidos los impuestos y deducidas las subvenciones)

El PIB, desde la perspectiva del gastos

(o de la demanda global), representa el gasto total que están dispuestos a realizar los agentes económicos, tanto nacionales como extranjeros, deducido el realizado a otros países.

 

A precio de mercado (pm) Valoración al precio final de venta. Es el precio que paga el consumidor final. Incluye, por lo tanto, los impuestos y subvenciones.

 

A coste de los factores (cf) Valoración al coste final de producción. Es el coste de salida de fábrica de los productos (se refiere a lo que ha costado fabricar los bienes y servicios). No incluye los impuestos y subvenciones.

 

Los Impuestos Netos se definen como la diferencia entre los impuestos indirectos sobre los productos menos las subvenciones a los productos.

Nomenclatura utilizada en los cuadros estadísticos de la Contabilidad Nacional de España (CNE) :

 

Precios corrientes

Se refiere a los valores nominales.

 

Formación bruta de capital fijo (FBCF)

Incluye tanto la inversión pública como la privada.

 

Impuestos netos

Diferencia entre los impuestos indirectos y las subvenciones al producto.

Variaciones de volumen

Se refiere a las variaciones del PIB en términos reales

(a precios constantes).

Una variable está expresada en términos reales cuando su valoración se hace a los precios de un determinado período que se toma como referencia

(año base)

El PIB puede variar por variación en el número de unidades producidas o por variación de los precios de dichas unidades

El PIB viene dado en términos nominales

(a precios corrientes),

pero no sería correcto tomar el PIB nominal para hacer comparaciones entre distintos años.

 

Para realizar un análisis correcto de la evolución del PIB es necesario eliminar el efecto de la variación de los precios dejando solamente la variación de las cantidades.

La tasa de variación del PIB real es la que suele publicarse en las noticias, siendo ésta la verdaderamente relevante para reflejar la variación del PIB en el tiempo.

El PIB real se calcula aplicando a las unidades producidas los precios de un año que se toma como base. De ahí que se le denomine a precios constante.

A la hora de analizar la evolución del PIB deben tomarse los valores reales, en lugar de los nominales

Deflactor

Coeficiente de índices

de precios que permite disgregar un valor monetario en sus dos componentes:

cantidad y precio.

Deflactor del PIB

Indica qué parte del PIB nominal se debe a la variación de los precios.

 

Es un índice de precios, ya que calcula la variación de los precios de una economía en un periodo determinado.

3. Cálculo del PIB

6. El deflactor del PIB

4. PIB nominal y PIB real

5. Cómo deflactar el PIB (cálculo del PIB real)

Demanda Agregada o

Demanda global

Da = C + I + G + X - M

En este caso, en lugar de la producción total final, lo que se calcula es el gasto total realizado por los distintos agentes económicos (familias, empresas y estado); es decir, la demanda global.

 

La demanda agregada (Da) es la variable fundamental que mueve la actividad económica y está formada por la demanda de bienes de consumo privado (C), la demanda de bienes de inversión privada (I), la demanda o gasto del sector público (G) y la demanda de los mercados internacionales o saldo neto de las exportaciones (X - M):

Si a esta versión simplificada del flujo circular de la renta le incorporamos el sector público y el sector exterior, obtendremos el mapa completo de una economía abierta, de tal forma que el valor de todos los bienes y servicios producidos en un país (producción) será igual al valor de todos los ingresos generados (renta) e igual al valor de todos los gastos en bienes y servicios (gasto), de tal forma que:

Las familias (economías domésticas) venden o alquilan a las empresas los factores de producción (trabajo, tierra, capital) recibiendo a cambio una renta (salarios, alquileres y beneficios).

 

Gracias a estas rentas obtenidas por la puesta a disposición de los factores productivos, las familias pueden comprar a las empresas los bienes y servicios que éstas producen para satisfacer sus necesidades, generándose así un gasto.

Conjunto de relaciones y corrientes entre los distintos agentes económicos.

  • Desde la perspectiva de la PRODUCCIÓN, calculando el valor de todos los productos generados; es decir, calculando la oferta de los bienes y servicios que hacen las empresas (por esta vía, se obtienen el PIB valorado al coste de los factores).

 

  • Desde la perspectiva de la RENTA, calculando el total de ingresos que reciben las economías domésticas (remuneraciones por salarios, rentas y beneficios) por la venta o alquiler de los factores productivos (el valor vendrá expresado al coste de los factores).

 

  • Desde la perspectiva del GASTO, calculando el importe total de lo que gastan las familias, las empresas y el sector público en la compra de bienes de consumo y servicios; es decir, calculando la demanda de bienes y servicios (al calcularlo en función de lo que cada agente ha pagado por el producto, vendrá expresado al precio de mercado).

1. El PIB desde la perspectiva de la PRODUCCIÓN (o de la OFERTA)

Para calcular el PIB desde la perspectiva de la producción bastaría con sumar el valor de todos los productos finales fabricados por todas las empresas instaladas dentro de las fronteras del país durante un determinado período de tiempo.

 

Sin embargo, existe un hecho que hay que tener muy en cuenta. Muchas empresas no destinan su producto terminado al consumidor final, sino que los venden a otras empresas para que éstas los utilicen como productos intermedios en sus procesos productivos, generando otro producto final que sí estará destinado al consumidor final.

 

Por consiguiente, está claro que si sumáramos todos los productos finales fabricados por cada empresa de un país estaríamos realizando una doble contabilización (contando dos veces el mismo producto), ya que los productos de una empresa son las materias primas de otras.

El valor añadido es la diferencia entre el valor del producto obtenido y el coste de los bienes intermedios empleados para su producción.

Para resolver esta cuestión (evitar la doble contabilización) se recurre al método del Valor añadido, que consiste en restar al valor de las ventas del producto de una empresa, el valor de las compras a otras empresas en materias primas y bienes intermedios que se han utilizado en su fabricación.

 

Sólo hay que sumar el valor que cada

etapa de la producción añade a la anterior

 

Es decir, para calcular correctamente el PIB, debemos calcular solo el valor que las empresas han añadido a sus productos finales y éste vendrá, como se ha señalado anteriormente, expresado al coste de los factores.

2. El PIB desde la perspectiva de la RENTA

Otra forma de calcular el PIB es desde la perspectiva de la renta. Para ello, basta con sumar todas las rentas que las empresas pagan por adquirir los factores de producción: salarios, alquileres, intereses y beneficios empresariales:

 

PIB = Salarios + Alquileres + Intereses + Beneficios

 

Evidentemente, las suma de todos estos pagos que realizan las empresas es igual a todo lo producido, ya que lo que obtienen las empresas con la venta de su producción (de bienes y servicios) se destina luego a remunerar los factores productivos: salarios, alquileres, intereses y beneficios (expresados al coste de los factores).

  • Consumo privado (C): Son los bienes de consumo y servicios que demandan las economías domésticas (las familias), siendo, generalmente, el mayor componente del PIB. Un elevado porcentaje del consumo privado (alto grado de actividad de las familias) indica un bajo grado de desarrollo del país, ya que significa que la actividad del resto de los agentes económicos es baja.

 

  • Inversión privada (I): Son los bienes que las empresas compran como bienes de equipo (edificios, maquinarias, etc.) y estructura de producción (materias primas, mercaderías), incluyendo también las inversiones de las familias en la vivienda. Un elevado porcentaje de inversión privada indica que el país está en crecimiento económico.

 

  • Gasto Público (G): Se refiere al gasto en bienes y servicios de interés general que el Sector Público realiza como ejecución presupuestaria, tanto en consumo (Sanidad, Seguridad Nacional, etc.) como en inversión (carreteras, escuelas, hospitales, parques, etc.). Su porcentaje sobre el PIB dependerá del grado de intervención del estado en los asuntos económicos .

 

  • Exportaciones netas (X - M): las relaciones internacionales implica que parte de la producción generada por un país se vende a otros países (exportaciones) y que parte del gasto que realizan los países consiste en la compra de bienes y servicios producidos en otros países (importaciones). Por ello, habrá que contabilizar el saldo neto de estas dos operaciones, de tal forma que denominaremos exportaciones netas a la diferencia entre las exportaciones (X) y las importaciones (M).

3. El PIB desde la perspectiva del GASTO (o de la DEMANDA)

Efectivamente, como cualquier otro valor expresado en unidades monetarias (V), la cifra del PIB está compuesta por dos elementos:

 

  • el número de unidades (q) y
  • el precio de cada unidad (p),

 

de tal forma que V = q x p

Para que el PIB de varios años distintos sean homogéneos y se pueda así realizar un análisis correcto de sus variaciones, es necesario disgregar sus dos componentes (número de unidades y precios) para, de esta forma, identificar las variaciones reales sufridas por cada uno de ellos.

 

Debemos conocer qué variación han sufrido las unidades y qué variación han sufrido los precios. De aquí viene la necesaria distinción entre el PIB nominal y el PIB real.

Sector público: se dedica a producir bienes y servicios no mercantiles (educación, sanidad, justicia, etc.), dotar de infraestructuras (carreteras, agua, alumbrado, etc.) y redistribuir la renta mediante la política fiscal.

Sector exterior: Los agentes económicos no se limitan a gastar su renta en bienes y servicios producidos en el interior del país. También adquieren productos fabricados fuera de sus fronteras (importaciones). Por otro lado, parte de la producción realizada por las empresas del país se vende a otros países (exportaciones).

PIB = Consumo + Inversión + Gto. Público + Exp. - Imp.

Como resumen sobre los métodos para calcular el PIB, se expone el siguiente gráfico:

De esta forma, calcular el PIB, desde la perspectiva del gasto o la de demanda global (demanda agregada), consistiría en contabilizar las compras totales realizadas por todos los agentes económicos:

 

PIB = Da = C + I + G + X - M

La demanda agregada (global) es la suma de la cantidad de bienes y servicios que quieren comprar las familias (C), las empresas (I), el gobierno (G), y los extranjeros (X), descontando la parte de estas compras que se realizan a otros países; es decir, las importaciones (M).

Se trata de calcular la suma de todos los gastos realizados en el país; es decir, calcular el valor, a precio de mercado (1), de todas las compras realizadas de bienes y servicios finales por los agentes económicos (familias, empresas y estado), con independencia de su nacionalidad, considerando las relaciones económicas internacionales (exportaciones e importaciones).

 

(1) A diferencia de los otros dos métodos (producción y renta) que calculan el PIB al coste de los factores, el método a través del gasto lo obtiene a precios de mercado.

Tabla disponible en la web del INE (al seleccionar "PIB a precios de mercado" se descargará una hoja de cálculo con los datos)

Este flujo circular que se crea, plasma los movimientos de capital correspondientes a los pagos que hacen las empresas a las familias, por los factores productivos, y los que hacen las familias a las empresas para comprar sus bienes y servicios, mostrando claramente la relación que existe entre producción, renta y gasto.

Por lo tanto, a la suma del consumo privado (C), la inversión privada (I) y el gasto público (G), habrá que añadirle el valor de las exportaciones (X) y restarle el de las importaciones (M), de tal forma que el PIB se expresará como la suma de:

 

  • todos los bienes y servicios demandados por las familias (consumo privado)
  • todas las inversiones realizadas por las empresas (inversión privada)
  • todo el gasto e inversión ejecutada por el estado (gasto público)
  • las exportaciones una vez deducidas las importaciones (exportaciones netas: X-M)

Si necesita más información sobre estos conceptos, se recomienda leer el artículo "Al coste de los factores - A precio de mercado" que se encuentra en el artículo "Los factores de producción"

Con todo lo expuesto anteriormente, queda suficientemente claro que para medir la actividad económica de un país podemos calcular todo lo que es capaz de producir (Producción), todos los ingresos que perciben sus habitantes (Renta) o analizar en qué se gastan esos ingresos (Gasto), ya que al final obtendremos el mismo resultado.

 

Esto quiere decir, que para medir el PIB de un país podemos recurrir a tres formas diferentes, según la perspectiva que se adopte:

En resumen, la tasa de variación del PIB nominal refleja la variación, tanto en el volumen de la producción como en el nivel general de precios.

 

En cambio, la tasa de variación del PIB real refleja únicamente la variación del volumen de la producción, ya que los precios se mantienen constantes (precios de un año base).

Por último, vamos a calcular el PIB desde el punto de vista del gasto, es decir, desde la demanda agregada o demanda global.

El PIB puede calcularse como la suma de los valores añadidos de todas las empresas, durante un período de tiempo determinado

PIB = PRODUCCIÓN = RENTA = GASTO

Como se ha indicado al comienzo, en la definición, el PIB es el valor de mercado de todos los bienes y servicios finales producidos en un país durante un determinado periodo de tiempo.

 

Por ese motivo, debemos advertir que:

 

  • desde la perspectiva del gasto, el PIB calculado viene expresado a precios de mercado

 

  • desde la perspectiva de la producción y de la renta, el PIB viene valorado al coste de los factores, correspondiendo, por lo tanto, realizar los ajustes por impuestos netos (impuestos indirectos menos subvenciones), para que el resultado final sea idéntico al calculado por la vía del gasto.

 

Por este motivo, los importes expresados al coste de los factores tendrán que ser transformados a precios de mercado mediante el siguiente ajuste:

A continuación, vamos a ver cómo se presenta cada una de estas magnitudes en la Contabilidad Nacional de España (CNE) mediante las tablas que proporciona el INE en sus cuadros estadísticos:

Así, en el apartado "Demanda", podemos distinguir claramente cada uno de los componentes que nos sirven para calcular el PIB:

 

  • Gastos en consumo final, en el que se incluye tanto el consumo privado (C) como el gasto público (G)

 

  • Formación bruta de capital, que incluye tanto la inversión privada (I) como la inversión pública (G) (1)

 

  • Exportaciones (X)

 

  • Menos Importaciones (M)

 

Da = C + I + G + X - M

 

(1) La Contabilidad Nacional de España (CNE) incluye la inversión pública (gasto en bienes de capital) en la Formación bruta de capital fijo (FBCF).

Sin embargo, si hallamos el incremento con los datos que se muestran en la tabla del INE, obtenemos una tasa del 3,7% (1.075.639 - 1.037.025 / 1.037.025 = 3,7%).

 

¿A qué es debida esta diferencia? ¿Es un error en los datos de la tabla o un error de la nota de prensa?

 

No existe ningún error. El motivo se debe a que mientras que los datos de la tabla están expresados a precios corrientes, el incremento del 3,2% está calculado con los datos del PIB a precios constantes.

 

Es decir, la tabla muestra el PIB nominal y el incremento está calculado con el PIB real.

La Nota de prensa del INE (del 14 de septiembre de 2016), señala "La economía española registró un crecimiento en volumen del 3,2% en el año 2015", refiriéndose al crecimiento experimentado por el PIB entre 2014 y 2015.

En el siguiente apartado, vamos a intentar explicar estas dos formas en las que se puede presentar los datos del PIB.

Las variaciones que puede sufrir las cifras del PIB a lo largo del tiempo pueden ser debidas a dos motivos diferentes: a) a variaciones en el número de unidades producidas y b) a variaciones en los precios de estas unidades.

 

Estos dos tipos de variaciones se presentan mezcladas en el PIB calculado en un año concreto (PIB nominal). Es por ello, por lo que un análisis comparativo entre el PIB de varios años conlleva esta distorsión del comportamiento de los precios, haciendo errónea cualquier conclusión sobre las tasas de variación experimentadas por la producción real.

PIB real

Una variable está expresada en términos reales cuando la valoración de los distintos años se hace a los precios de un mismo año tomado como base.

 

 

Por lo tanto, el PIB real será el valor de todos los bienes y servicios producidos durante un período de tiempo determinado utilizando los precios de mercado de un año base fijo.

 

Es lo que se conoce PIB a precios constantes.

 

El PIB real es la producción de bienes y servicios finales producidos en un país durante un período de tiempo a precios constantes.

 

El PIB real es el resultado de multiplicar las cantidades de bienes y servicios por los precios del año que se utiliza como referencia o base (precios constantes).

 

Si valoramos los productos producidos en un año a los precios de un año base, estaremos calculando el PIB real (PIB a precios constantes o volumen del PIB)

PIB nominal

Una variable está en términos nominales cuando su valoración se hace a los precios del período en que se mide; es decir, a los precios del periodo vigente (precio de mercado del momento).

 

Por lo tanto, el PIB nominal será el valor de todos los bienes y servicios producidos durante un período de tiempo determinado, utilizando los precios de mercado existentes durante ese mismo período.

 

Es lo que se conoce como PIB a precios corrientes.

 

El PIB nominal es la producción de bienes y servicios finales producidos en un país durante un período de tiempo a precios corrientes.

 

El PIB nominal es el resultado de multiplicar las cantidades de bienes y servicios por los precios que tuvieran el año en cuestión (precios corrientes).

 

Si valoramos los productos producidos en un año a los precios de mercado de ese mismo año, estaremos calculando el PIB nominal (PIB a precios corrientes)

En resumen, si se calcula el PIB de un año con los precios que prevalecieron en ese año, se estará obteniendo el PIB a precios corriente (PIB nominal) de ese año, pero si en cambio se calcula con los precios de un año de referencia (año base) se estará obteniendo el PIB a precios constantes (PIB real).

 

Mientras que el PIB nominal incluye los cambios anuales de los precios (inflación o deflación), el PIB real elimina estas variaciones, mostrando únicamente las variaciones sufridas en las unidades (lo que en los cuadros macroeconómicos se conoce como variaciones en volumen del PIB).

Construyamos ahora el PIB real de 2015. Para ello, tomamos las mismas cantidades producidas en dicho año (2015), pero le aplicamos ahora los precios del año 2014 (año base):

A continuación hemos reproducido, de una forma muy simplificada y con las cifras de sus componente inventadas (no así los importes totales), el cuadro anterior en el que se exponía los datos publicados por el INE del PIB de 2014 y 2015, para intentar explicar cómo se pasa de los valores nominales a valores reales del PIB.

 

Observamos que el PIB nominal de 2015 (con los precios que prevalecieron en ese año, es decir, a precios corrientes), que asciende a 1.075.639 millones de euros, se ha incrementado con respecto al PIB de 2014 (1.037.025 millones de euros) un 3,7%:

De esta forma, obtendremos el PIB real de 2015 (a precios constantes, con base 2014), que asciende a 1.070.210 millones de euros y observaremos que el incremento ahora con respecto a 2014 es del 3,2% (éste es el dato que nos muestran en las noticias económicas).

 

Al valorar las unidades del año a analizar (2015) a los mismos precios de un año base (2014) las variaciones que nos presenta su tasa de variación obedecerán sólo a los cambios en las cantidades producidas (se ha eliminado el efecto del cambio en los precios).

 

Por este motivo decimos que el análisis de las tasas de variación del PIB nominal puede ser engañosa, ya que puede ocurrir, como el caso que estamos tratando, que en términos nominales se registre un incremento del PIB de un 3,7%, pero en realidad, si obviamos las variaciones que han sufrido los precios en ese período, el incremento real ha sido del 3,2%.

El PIB sólo tiene en cuenta los bienes y servicios terminados que se producen para el usuario final

Por lo tanto, para realizar un análisis correcto de las variaciones del PIB, tendremos que eliminar el efecto producido por la variación de los precios; es decir, trabajar con el PIB real.

 

Las variaciones del PIB real reflejan solamente las variaciones en las cantidades producidas (las variaciones de los precios no le afectan)

 

Este proceso de pasar de términos nominales (corrientes) a reales (constantes), consistente en eliminar el efecto producido por la inflación/deflación, se conoce con el término deflactar.

Volviendo al gráfico anterior del PIB nominal y PIB real, podemos comprobar cómo el deflactor del PIB nos informa precisamente de la parte del aumento del PIB nominal que es atribuible exclusivamente a la subida de los precios.

 

Por lo tanto, podemos afirmar que el deflactor del PIB mide el nivel actual de precios en relación con el año base.

 

Es decir, el deflactor del PIB nos indica cómo han evolucionado los precios de los bienes y servicios producidos en la economía de un país.

Por consiguiente, podemos concluir que el deflactor del PIB es un indicador para medir la inflación o deflación de un país.

 

Sin embargo, no lo debemos confundir con el IPC, ya que entre ambos indicadores existen varias diferencias:

 

  • Cálculo: Mientras que en el IPC el deflactor se aplica sobre los valores nominales para obtener el valor real, en el PIB el deflactor es un índice derivado de un cálculo entre dos variables (PIB nominal y PIB real). Es decir, es un deflactor implícito.

 

  • Publicación: El tiempo necesario para calcular el deflactor del PIB es mucho más largo que para calcular el IPC. De ahí su periodicidad y publicación (el deflactor del PIB se publica trimestralmente y el IPC de forma mensual).

 

  • Composición: Mientras que el deflactor del PIB considera todos los bienes y servicios producidos en un país, el IPC se limita a los bienes y servicios que representa el consumo normal de una familia media (la cesta de la compra). Así, por ejemplo, una subida de precios de los bienes que adquieren las empresas o el estado se reflejará en el PIB, pero no en el IPC.

 

  • Revisión: El deflactor del PIB registra los cambios en los hábitos de compra cada año. Sin embargo, la cesta de la compra que conforma el IPC se actualiza con menos frecuencia.

 

El deflactor implícito del PIB, además de convirtirse en el indicador más utilizado para medir el nivel de precios del conjunto de una economía (después del IPC), aporta una información muy importante, ya que permite estimar el poder adquisitivo de una sociedad, analizar el comportamiento de la economía de un país e incluso, utilizarse como factor de ajuste salarial y financiero.

Este deflactor se suele utilizar en la contabilidad nacional y obedece a un índice de precios de tipo Paasche, por lo que utiliza ponderaciones diferentes en cada período (no ocurre así con el IPC), mostrando así la evolución de los precios de todos los bienes y servicios producidos durante un período (el IPC se limita a los bienes de consumo).

 

Otra característica de este deflactor es que no puede ser observable directamente como ocurre con el IPC; el deflactor del PIB solamente puede medirse de forma implícita, como cociente entre el PIB nominal y el PIB real.

Volviendo al análisis comparativo que hemos realizado del PIB de 2014 y 2015, hemos podido comprobar que tanto el PIB nominal como el PIB real de 2015 presentan las mismas cantidades. Lo único que hemos variado son los precios (sustituidos por los precios de 2014).

Si queremos conocer la relación que puede existir entre el PIB nominal y el PIB real, basta con calcular su cociente.

 

 

De esta expresión concluimos que dicho cociente representa la media ponderada de los precios (la ponderación sería la cantidad).

 

 

Así comprobaremos que el resultado que se obtiene de dicha relación es una variable que mide la variación de los precios; es decir, un índice de precios, un deflactor.

Pues bien, a ese índice de precios se le denomina deflactor del PIB.

El Deflactor del PIB es la relación entre el PIB valorado a precios del año en cuestión (PIB nominal) y el PIB valorado a precios del año base (PIB real)

Si nos fijamos bien:

- la nota del INE dice "La economía española registró un crecimiento en volumen del 3,2% en el año 2015". Se está refiriendo exclusivamente al volumen; es decir, al PIB en términos reales.

 

- en el cuarto párrafo de la segunda página de dicha nota de prensa observamos que dice "En términos nominales, la tasa de variación interanual del PIB de 2015 fue del 3,7%" tal como hemos calculado".