Nuevo artículo: La Política económica
LogoYirepaFinanzas

Al continuar utilizando este sitio usted acepta el uso de cookies como se describe en nuestra política de cookies.

Si deseas resolver tus dudas sobre los conceptos básicos de las finanzas y la economía, éste es tu sitio.

La Política Económica

1. Definición de Política económica

2. Objetivos y tipos de políticas económicas

La Política económica

1. Definición

2. Objetivos y tipos

3. La Política Fiscal

4. La Política Monetaria

1. Definición de Política económica

Sabemos que los agentes económicos (familia, empresa y Estado) son los que realizan los procesos encaminados a obtener los bienes y servicios imprescindibles para cubrir las necesidades de la sociedad a la que pertenecen, y que es el Estado (Sector Público o Administraciones Públicas) el que tiene encomendada la función de regular toda esta actividad económica con el fin de lograr el máximo bienestar económico.

También sabemos que el mercado no funciona tan eficazmente como se puede esperar, presentando fallos en la asignación de los recursos disponibles y deficiencias en la distribución de la renta. Es por ello, por lo que, por razones sociales y de eficiencia, se exige la intervención del Estado para corregir estos fallos o al menos, mitigarlos.

Cuando el mercado no funciona de forma eficiente (fallos de mercado) y hacen a éste ineficaz para resolver los problemas económicos, se justifica la intervención del Estado en la economía del país.

Es así como surgen las diferentes funciones del Estado en la economía, cuya ejecución y desarrollo dan lugar a la política económica:

Podemos decir que la política económica es la intervención del Estado en la economía de un país, a través de legislaciones, planes, estrategias y otros instrumentos económicos.

Las políticas económicas son las distintas formas de intervención que utiliza el Estado en la economía de un país para alcanzar unos fines y objetivos predeterminados de contenido económico.

La política económica forma parte de lo que se conoce como economía aplicada o economía normativa, encargada de definir los criterios necesarios para la toma de decisiones económicas.

Efectivamente, mientras que la Economía Positiva intenta dar explicaciones objetivas o científicas sobre el funcionamiento de los fenómenos económicos, la Economía Normativa ofrece recomendaciones basadas en juicios de valor personales y subjetivos. No da respuestas correctas o falsas, sino juicios dependiendo de la ideología.

Por eso, se puede afirmar que la política económica aplica los desarrollos realizados por la teoría económica con el objeto de conducir la actividad económica.

Mediante la Política económica las autoridades gubernamentales de cada país establecen una serie de directrices con las que pretenden controlar la economía nacional con el objetivo de proporcionar estabilidad y crecimiento económico.

2. Objetivos y tipos de políticas económicas

Hemos definido anteriormente a las políticas económicas como las distintas formas de intervención del Estado en la economía de un país para alcanzar unos fines u objetivos de contenido económico. Pues bien, en este apartado vamos a analizar los principales objetivos de estas políticas económicas que estarán relacionados, evidentemente, con las funciones del Estado que acabamos de enumerar y los distintos tipos de políticas económicas que desarrollaremos en el siguiente apartado.

Los 5 principales objetivos

de la política económica

  1. Crecimiento económico
  2. Estabilidad de los precios
  3. Redistribución de la renta
  4. Equilibrio exterior
  5. Pleno empleo.

1. Crecimiento económico

Consiste en dotar a la sociedad de los mejores bienes y servicios promoviendo, para ello, el aumento de la producción en las empresas y complementando aquellos productos y servicios que no son ofrecidos por éstas en cantidades suficientes. Con estas acciones se consigue mayores niveles de consumo y de bienestar.

2. Estabilidad de los precios

El Estado debe vigilar las constantes variaciones de los precios de los productos y servicios, evitando en lo posible los procesos inflacionistas. Para ello, debe verificar que los precios de los productos y servicios más relevantes no estén sujetos a cambios drásticos o constantes por causas ajenas a la escasez.

El indicador más utilizado para medir el crecimiento económico es el Producto Interno Bruto (PIB).

El indicador más utilizado para medir la inflación es el índice de precios al consumo (IPC).

Es decir, el Estado, para cumplir este objetivo de estabilidad de los precios, debe evitar la inflación (aumento permanente del nivel general de precios) y la deflación (descenso sostenido del nivel general de precios). De esta forma, se podrá mantener el poder adquisitivo de los ciudadanos y evitar la incertidumbre que generan estas subidas y bajadas excesivas de los precios.

3. Redistribución de la renta

Quizás uno de los más graves fallos que presenta el mercado es que su funcionamiento genera una distribución desigual de la renta. Por la ley de la oferta y la demanda, en el mercado solo se expresan aquellos cuyo nivel de renta les permite pagar los precios de los bienes y servicios que ofrecen las empresas, acentuándose las desigualdades económicas.

 

Las posibilidades de acceder al mercado dependen de la capacidad adquisitiva de los consumidores, resultando mucho más fácil a los que tienen dinero y muy complicado a los que no tienen recursos.

La redistribución de la renta es el proceso mediante el cual el Estado vuelve a distribuir, de acuerdo con el principio

de equidad, los fondos que previamente fueron asignados por el mercado

a los ciudadanos.

Por este motivo, se debe recurrir a la intervención del Estado para que intente distribuir la renta de manera más igualitaria, transfiriendo de quienes tienen más a quienes tienen menos.

4. Equilibrio exterior

Con el fin de mantener una economía estable, los gobiernos tienen que equilibrar los ingresos y gastos del país con respecto al mercado exterior. Así, para corregir un déficit de la balanza de pagos (resumen, para un período determinado, de las transacciones entre una economía y el resto del mundo) deberá incentivar el aumento de las exportaciones y la disminución de las importaciones.

5. Pleno empleo

La primera obligación del Gobierno es lograr el pleno empleo” (Joseph E. Stiglitz , Premio Nobel de Economía en 2001)

 

Efectivamente, uno de los principales objetivos de la política económica debe ser conseguir que la mayor parte de la población activa encuentre un trabajo.

El principal instrumento para cuantificar el equilibrio externo es la Balanza de Pagos

La Balanza de Pagos es un indicador económico que informa sobre la cantidad de pagos que un país recibe de otros países y la cantidad de pagos que el país realiza a otros países.

En España, la fuente principal

para conocer la evolución del mercado de trabajo es la Encuesta de Población Activa (EPA).

En función de estos objetivos, podríamos dar la siguiente definición:

Las políticas económicas son las herramientas que utiliza el Estado para intervenir en la economía de un país con el objetivo principal de favorecer el crecimiento económico, la estabilidad de los precios, la distribución equitativa de la riqueza, el equilibrio frente al exterior y el pleno empleo.

Para alcanzar estos objetivos, el Estado dispone de las distintas políticas económicas que, en función de su dimensión temporal, podemos agruparlas en:

 

  • Políticas coyunturales: Son las políticas que pretenden controlar las fluctuaciones económicas del país a corto plazo, ya que están dirigidas a la estabilización económica: política fiscal, política monetaria, política exterior y política de rentas.
  • Políticas estructurales: Son las políticas que abordan asuntos a largo plazo, ya que están vinculadas a la estructura básica de la economía (fijación de precios, finanzas públicas, reglamentación laboral, protección social, etc.).

Hasta 1998, cada banco central de los países europeos definían y ejecutaban las políticas económicas con autonomía (política monetaria, política fiscal, política exterior) y, por lo tanto, disponían de plena libertad para variar y fijar los tipos de interés, los impuestos, los tipos de cambio y el gasto público.

 

Desde el 1 de enero de 1999, el organismo que fija la política monetaria (fijación del tipo de interés) en la zona euro es el Banco Central Europeo (BCE), que tiene entre sus funciones definir y ejecutar la política monetaria de la Unión Europea, dirigir las operaciones de cambio de divisas y promover el buen funcionamiento del mercado financiero.

 

Por lo tanto, los países que han adoptado el euro como moneda única solo disponen, para incidir en la actividad económica, de los instrumentos fiscales: la recaudación de impuestos y la aplicación del gasto público.

Pero en este caso existe una segunda limitación impuesta también por pertenecer a la zona euro. Nos referimos al Pacto de estabilidad, que establece límites al déficit y la deuda pública, cuyo incumplimiento pueden dar lugar a sanciones en determinadas circunstancias, generando así menor espacio para las políticas expansivas.

 

Por este motivo, el presente artículo se limita a exponer las políticas coyunturales que más importancia y peso tienen en el desarrollo de los objetivos descritos anteriormente: la política fiscal y la política monetaria.

Los agentes económicos

 

Las familias o economías domésticas constituyen la unidad básica de consumo.

 

La empresa

es la unidad básica de producción.

 

Estado

Regula la actividad económica estableciendo el marco legal en el que actúan los agentes económicos.

Política económica Conjunto de instrumentos que utilizan los poderes políticos para conseguir determinados objetivos de carácter económico.

Economía

Positiva

intenta describir

CÓMO SON O PODRÍAN SER

las cosas

 

Economía Normativa

se ocupa de

CÓMO

DEBERÍAN SER

las cosas

El crecimiento económico y el grado de bienestar de un país se suele medir a través del PIB per cápita:

 

PIB per cápita = PIB / nº hab.

La mayor parte de los ingresos del Estado provienen de los impuestos. Una parte de estos revierten en las familias y las empresas mediante transferencias, plasmándose así la función redistributiva de la renta.

La balanza de pagos refleja todas las transacciones económicas que ha realizado un país con otros países, durante un determinado período de tiempo.

Ir al siguiente capítulo: 3. La Política Fiscal

1. Definición de Política económica 2. Objetivos y tipos 3. La Política Fiscal 4. La Política Monetaria