VALORACIÓN DE EMPRESAS 5
LogoYirepaFinanzas

Al continuar utilizando este sitio usted acepta el uso de cookies como se describe en nuestra política de cookies.

Si deseas resolver tus dudas sobre los conceptos básicos de las finanzas  y la economía, éste es tu sitio

Valoración de empresas

Método de flujos de caja descontados

5.2.4  Determinar la tasa de descuento


Una vez llegados a este punto, en el que hemos calculado   los flujos netos de caja (VF) y el Valor de Continuidad (VC), podremos calcular el Valor de la empresa:


El  valor de la empresa  correspondería con la suma de todos los flujos netos de caja

calculados en el escenario coyuntural (VF) más el Valor de Continuidad (VC).


Sin embargo, no podemos proceder a esta  suma  tan fácilmente. Cada flujo neto de caja anual, así como el Valor de Continuidad, están referidos a momentos temporales diferentes, a años distinto, y sus valores, al no ser homogéneos en el tiempo, no pueden agregarse.


Tendríamos que  traer, tanto los flujos de caja anuales como el Valor de Continuidad, al momento actual; al presente, al día de hoy. Y aquí sí; aquí sí podemos sumar todos estos valores. Este proceso de traer  cantidades de dinero del futuro al día de hoy se denomina Actualización.

Para realizar la actualización  es necesario recurrir a la tasa de descuento

 

Tenemos pues  que actualizar (o descontar) cada uno de los flujos de caja que hemos estimado anteriormente y el valor de Continuidad. Este cálculo se realiza mediante el factor de actualización (1 + k)n , donde  n es el número de años y k la tasa de descuento.


La elección de esta tasa de descuento es muy importante ya que cuanto más alta sea esta tasa más bajo resultará el valor actual de estos valores y menor la valoración obtenida. Se trata, por lo tanto, de un dato que debemos estimar con mucho cuidado, ya que en su determinación probablemente estribe la mayor subjetividad que comporta este método (ver "Selección de la tasa de descuento").


La tasa de descuento que se suele utilizar en  este  método  es  el  coste  financiero  de  los  recursos  utilizados  por  la  empresa. Para su cálculo utilizaremos la conocida expresión del coste medio ponderado de capital (CMPC), cuyo acrónimo en inglés es WACC (Weighted Average Cost of Capital):

CMPC                                                                          WACC

Coste Medio Ponderado de Capital               Weighted Average Cost of Capital

Una vez calculado el coste de los recursos financieros debemos analizar otra cuestión muy importante que puede afectar considerablemente al valor de la tasa de descuento. Nos referimos al riesgo que puede albergar las proyecciones efectuadas y que es necesario incorporar a la tasa de descuento.

Se trata de las debilidades que puede mostrar el sector al que pertenece la empresa, a las posibles interferencias que puede mostrar la demanda analizada o, por ejemplo, las posibles debilidades que puede contener la actual cartera de clientes.

El método más utilizado para introducir este  dato consiste en añadir una prima de riesgo a la tasa de descuento, de tal forma que, la prima será mayor cuanto más riesgo muestre la empresa con respecto a otras similares del mismo sector.

        Tasa descuento = Coste Medio Ponderado Capital + Diferencial por riesgo

5.3. Valor de la empresa


Obtenido el Valor de los Flujos (VF) calculados dentro del escenario coyuntural (desde el inicio hasta el año n) y el Valor de Continuidad (VC) calculado tomando el escenario estructural (desde el año n+1 hasta el infimito) y actualizados ambos valores solo queda sumarlos para obtener el Valor de la empresa (VE).

 El VALOR DE UNA EMPRESA (VE)

será la suma del Valor Actual de los

flujos de caja generados en el escenario coyuntural (VFa)

más

el Valor Actual de Continuidad  (VCa)

Por supuesto, una vez obtenido el valor de la empresa, para calcular el valor de adquisicón tendremos que restar el importe de las deudas que la empresa tenga en el balance a fecha de la realización de la valoración:

Valor de adquisición  =  Valor de la empresa  -  Valor de la deuda


En resumen: Hemos dividido la vida de la empresa en 2 períodos: uno coyuntural, en el que hemos calculado los flujos de caja de los 3 o 5 primeros años; y otro estructural,  al que hemos valorado mediante una renta perpetua y hemos denominado Valor de continuidad.


A continuación se ha calculado el valor actual de ambas valoraciones (flujos netos de caja del período coyuntural y valor de continuidad) mediante el coeficiente de actualización (1+k)-n.


Por último, sumamos ambos valores actualizados obteniendo así el Valor de la empresa.

6. Análisis de sensibilidad

Ya hemos visto que entre los inconvenientes de este método destacan:


  • la dificultad de proyectar los flujos de caja  a medida que nos alejamos en el tiempo


  • la difícil determinación de  la tasa de descuento y


  • lo  extremadamente sensible que es la valoración obtenida a esta tasa de descuento


Es obvio que la principal limitación que presenta este método es el riesgo que lleva asociado las estimaciones que debemos hacer de los flujos de caja esperados. Existe  una probabilidad de que el futuro no sea como lo hemos previsto, con lo que nuestro sistema de valoración  podría no ser del todo correcto.


Para minimizar al máximo este riesgo, se suele utilizar una técnica que consiste en  considerar un gran número de escenarios que con mayor probabilidad se pudieran dar en el futuro, centrándose en  un rango de valores (intervalo de confianza), entre los que siempre se cumplan las hipótesis utilizadas.


De esta forma, se establece un suelo y un techo para el valor de la empresa. Es decir, mejor que dar un importe exacto, se  opta por presentar un rango de confianza, en el que fijamos un valor mínimo y un valor máximo  para la empresa.


Como se ha dicho desde el principio, cualquier proyección que realicemos, por muy detallada y estudiada que nos empeñemos en elaborarla, contendrá elementos de incertidumbre asociados a las alternativas que se analizan, ya que se tratan de cifras económicas proyectadas al futuro, siendo bastante difícil no mostrar datos con cierta falta de certeza.


La finalidad que tiene el análisis de sensibilidad es contemplar los posibles cambios que se pueden registrar en las variables estimadas, intentando aumentar y mejorar la calidad de la información obtenida.


Nos centraremos en aquellos datos que consideremos afecten más al resultado de la valoración y estudiaremos  su repercusión haciéndoles adoptar distintos valores, dentro del rango de confianza determinado anteriormente, manteniendo fijos los  restantes.


Este estudio con distintas variables nos mostrará diferentes escenarios que podríamos catalogar como:


  • Escenario Base: Es el que consideramos más probable y, por lo tanto, el que debe estar basado en los datos más trabajados y con mayor información posible.


  • Escenario Optimista: Presentaremos un horizonte con menos riesgos y mejores previsiones de los flujos netos que los contemplados en el escenario base.


  • Escenario Pesimista: Se trata de adoptar valores que empeoren las del escenario base.


De esta forma, se obtiene un intervalo en el que se puede afirmar con una probabilidad dada que el valor objetivo de la empresa se encuentra en ese rango.

Una vez obtenidos los flujos netos  de caja (incluido el valor de continuidad) es preciso valorarlos al día de hoy (actualizarlos)

El valor del dinero depende del momento en que se disponga de él


Actualizar

Para poder sumar todos los flujos netos de caja tendremos que hacerlos homogéneos refiriéndolos todos a una misma fecha.

Tasa de Descuento

Se utiliza para homogeneizar en un instante común, el presente, todos los flujos  netos de caja que están referidos a distintos momentos del tiempo.


Fin del Monográfico "Valoración de empresas"

Monográfico

Valoración de empresas


Métodos de valoración

Utilizamos cookies para realizar análisis de uso y medición de nuestra web. Haciendo click en "Aceptar" consientes su uso.

Ver nuestra política de cookies
Aceptar