Autofinanciación

Al continuar utilizando este sitio usted acepta el uso de cookies como se describe en nuestra política de cookies.

LogoYirepaFinanzas

Si deseas resolver tus dudas sobre los conceptos básicos de las finanzas y la economía, éste es tu sitio.

La Autofinanciación

Dentro de los recursos financieros con los que cuentan las empresas para desarrollar su actividad y ejecutar sus inversiones (Fuentes de Financiación) nos encontramos con la autofinanciación:

La autofinanciación forma parte de los denominados recursos financieros internos de la empresa. Se trata de todos aquellos recursos que ha generado la empresa en el desarrollo de su actividad propia y podemos desglosarla en:

 

  1. La autofinanciación de mantenimiento: beneficios que se retienen para mantener la capacidad productiva de la empresa. Está compuesta por las distintas dotaciones que se efectúan para amortizaciones y provisiones y

 

  1. La autofinanciación de enriquecimiento: beneficios retenidos para acometer nuevas inversiones que conlleven al crecimiento de la empresa. Está compuesta por las reservas.

 

 

Autofinanciación de mantenimiento

Recursos generados por la propia empresa que tienen como finalidad mantener el valor de sus activos para garantizar el mantenimiento de su patrimonio y la continuidad de la empresa. Está formada por las amortizaciones y las provisiones.

 

a) Amortizaciones

 

Los bienes de equipo, a medida que participan el proceso productivo (o por el mero transcurso del tiempo) pierden valor. Esta disminución periódica del valor del bien se denomina depreciación. Pues bien,

 

la amortización

es la cuantificación de la depreciación que sufren

los bienes que componen el activo de una empresa

 

Es, por tanto, el reconocimiento contable de las disminuciones de valor de los elementos de inmovilizado como consecuencia de la depreciación sufrida por el paso del tiempo, el uso o la obsolescencia.

 

La amortización refleja la parte que se ha consumido del valor total de un bien, durante un periodo de tiempo. Es decir, es considerada como un coste más de producción. Cada año se amortiza una parte del bien, de tal forma que la suma de las amortizaciones practicadas hasta un momento determinado constituye lo que se denomina fondo de amortización (o amortización acumulada) que servirá para reponer los bienes amortizados. Por lo tanto, queda demostrado que este fondo de amortización constituye un recurso financiero para la empresa.

 

Con la amortización se crea un fondo que servirá para compensar la pérdida de valor o depreciación que experimentan ciertos elementos del Activo Fijo de la empresa. Este fondo irá aumentando cada año de tal forma que al final de la vida útil del bien la empresa dispondrá de los fondos suficientes para reponerlo.

 

 

b) Provisiones

 

Son cantidades que la empresa guarda para cubrir gastos o perdidas que todavía no han ocurrido, pero que se presupone puedan ocurrir. Se constituyen mediante las retenciones de beneficios y sirven para cubrir el riesgo de que algunos activos sufran una pérdida de valor en un momento puntual (clientes que probablemente no van a pagar, mercaderías que se han deteriorado, etc.) o por posibles pérdidas futuras en las que puede incurrir la empresa (por una posible demanda judicial, por impuestos que pueda reclamar Hacienda, fondos de pensiones, indemnizaciones, etc.)

 

Con las provisiones lo que se intenta es crear un fondo para cubrir pérdidas potenciales y de carácter reversible. Cuando se conoce la existencia de una posible pérdida se dota una cantidad (provisión) que permanecerá en la empresa hasta que desaparezca esa posibilidad, bien porque sucede la pérdida o bien porque haya desaparecido el motivo.

 

 

Autofinanciación por enriquecimiento

Recursos generados por la propia empresa destinados a incrementar su capacidad productiva. Está formada por los beneficios retenidos, es decir, por las reservas (Legal, Voluntarias, Especiales o Remanentes).

 

Este tipo de autofinanciación se crea con los beneficios no repartidos a los accionistas. Generalmente, se destinan para nuevas inversiones favoreciendo así el crecimiento de la empresa.

 

 

Ventajas de la autofinanciación

1. Permite una mayor autonomía e independencia.

 

2. Supone una mejora de la solvencia financiera de la empresa, ya que aumentan los fondos propios.

 

3. Acudir a las Reservas produce una mayor rentabilidad financiera al reducir gastos financieros, bancarios y administrativos. Las reservas constituyen una fuente de recursos financieros que no es necesario remunerar.

 

4. Para las empresas pequeñas y medianas constituyen prácticamente la única forma de obtener recursos financieros a largo plazo.

 

5. Es una financiación sin coste explicito (sí tiene un coste implícito: la rentabilidad que los socios pueden exigir por el dinero que se dejan en las reservas).

 

Inconvenientes de la autofinanciación

1. Un exceso de autofinanciación supone un inconveniente para los accionistas (conflicto de intereses entre accionistas y directivos: cuanto menos beneficio se reparta, mayor será la autofinanciación para nuevas inversiones, pero menor será la rentabilidad para los accionistas. Se debe buscar un equilibrio entre ambos intereses).

 

2. En ocasiones, impide que se realicen inversiones rentables o que se realicen inversiones poco rentables. Al carecer de un coste explícito puede inducir erróneamente a considerarla como financiación "gratuita".

 

3. Produce disminución del valor de las acciones, ya que al retener beneficios, reduce los dividendos y, por lo tanto, disminuye la rentabilidad de las acciones.

La Autofinanciación

forma parte de

Fuentes de financiación

son las distintas maneras que tiene la empresa de obtener recursos

Amortización

Expresión de la depreciación anual sufrida por el inmovilizado.

Es el reconocimiento del desgaste de los equipos por su utilización en el proceso de producción.

 

Son costes que se deducen de los ingresos para calcular los beneficios.

 

El Plan General de Contabilidad, en su Norma 5ª de valoración, la define como la “Expresión de la depreciación sistemática anual efectiva sufrida por el inmovilizado inmaterial y material, por su aplicación al proceso productivo”.

Provisiones

Fondos que representan aquellas pérdidas o gastos que aún no se encuentra cuantificado su importe exacto, ni es conocida la fecha en que se producirán.

 

Son cantidades que al calcular el beneficio se retraen de los ingresos, para cubrir pérdidas que aún no se han puesto de manifiesto.

Reservas

Son beneficios que la empresa no distribuye. Se refiere a la reserva legal, las estatutarias y las voluntarias.

 

Existen otras reservas (primas de emisión, de revalorización) que no son consideradas autofinanciación de enriquecimiento.

Costes de la autofinanciación

Carecer de un coste explícito no significa que su utilización no conlleve un importante coste de oportunidad.

 

 

Coste de oportunidad

Surge desde el mismo momento en que se destinan determinados fondos a reservas.

Si a esos fondos se le dieran otros destinos podrían proporcionar unos rendimientos, una rentabilidad.

Esa rentabilidad a la que se renuncia es el coste de oportunidad.