Ciclo Explotación
LogoYirepaFinanzas

Al continuar utilizando este sitio usted acepta el uso de cookies como se describe en nuestra política de cookies.

Si deseas resolver tus dudas sobre los conceptos básicos de las finanzas y la economía, éste es tu sitio.

El Ciclo de Explotación (o ciclo productivo)

Conjunto de operaciones que se inicia con la inversión en materia prima para el proceso de producción y que termina con la recuperación de la inversión realizada cuando se cobra la producción vendida.

 

Es un proceso repetitivo por el que se destinan ciertos recursos financieros a la adquisición de mercancías para transformarlas en productos terminados y así recuperar el dinero invertido a través de su venta y cobro.

 

Se le conoce como el ciclo

dinero-mercancía-dinero

Cuando las empresas realizan sus actividades, se producen una serie de hechos económicos-administrativos que se suceden con cierta regularidad. Este conjunto de operaciones se les denomina ciclos internos de la empresa existiendo 2 tipos diferentes:

 

  • Ciclo largo: proceso de renovación del activo fijo (ciclo del capital).

 

  • Ciclo corto: proceso de renovación del actico circulante (ciclo de explotación).

Mientras que el ciclo largo, el de capital, se refiere al proceso de renovación del activo fijo, el ciclo corto, el de explotación, afecta a los elementos del activo circulante y es el que determina la actividad corriente de la empresa.

 

La adquisición de activo, como maquinaria o instalaciones (ciclo largo o ciclo de capital) no posibilita por si solo la obtención de productos comercializables. Es necesario invertir en otros elementos, como materia prima (activo circulante) para poner en funcionamiento dichos activos.

 

Estas inversiones en el activo circulante se recuperarán cuando cobremos las ventas de nuestros productos. Pues bien, este proceso repetitivo de carácter productivo recibe el nombre de ciclo corto, ciclo productivo o Ciclo de explotación.

 

Comienza con la compra de materia prima que mediante el proceso productivo se transforma en productos terminados, los cuales, una vez vendidos y cobrados a los clientes, permitirán la adquisición de nueva materia prima para reiniciar el proceso que se repetirá de forma continua mientras la empresa se mantenga en funcionamiento.

Al estar relacionado con el Activo circulante, su duración dependerá del tiempo que permanezca la materia prima en el almacén, de la duración del proceso productivo, del crédito concedido a los clientes y de la política de pago a proveedores.

 

Al período de tiempo que por término medio se tarda en producirse este ciclo de explotación se le denomina Período Medio de Maduración.

Para mantener este ciclo de explotación, durante todo ese período, las empresas necesitan disponer de unos recursos, de unos fondos. Es decir, las empresas tienen unas necesidades operativas de fondos (NOF).

 

Efectivamente, las empresas necesitan fondos para financiar en óptimas condiciones este ciclo de explotación, para financiar con el menor coste posible los recursos dedicados a las inversiones en el Activo corriente, ya que mantener dicho activo conlleva una serie de exigencias:

  • Mantener un stock suficiente en almacén de existencias para la producción y la venta (materias primas, productos en curso y productos acabados).

 

  • Conceder días de plazo de pago a sus clientes, lo cual implica financiarlos durante esos días.

 

  • Disponer de un mínimo de tesorería para hacer frente a los pagos que surjan.

 

Es por ello, por lo que recomendamos la lectura del artículo "Las necesidades operativas de fondos (NOF): Análisis de las finanzas operativas".

 

Ciclo de Explotación

Se le conoce también

como

ciclo productivo,

 

ciclo corto

 

o ciclo

dinero-mercancía-dinero

Ciclos internos

Conjunto de de operaciones y hechos económicos que se suceden con cierta regularidad dentro de las actividades de las empresas.

El Activo Circulante está compuesto por aquellas partidas que nacen y desaparecen durante el proceso productivo:

las existencias de materia prima, de productos terminados, las cantidades que nos deben los clientes y la tesorería

Las necesidades operativas de fondos (NOF)

representan el volumen de fondos que la empresa necesita para desarrollar sus operaciones

corrientes sin que

se produzcan desequilibrios de tesorería.