La ley de la oferta

Oferta de un bien: Cantidad que los productores están dispuestos a vender de un cierto producto a un precio determinado. Muestra las distintas cantidades de un bien que el oferente está dispuesto a ofrecer a los distintos precios alternativos.

 

El funcionamiento del sistema de precios nos indica que cuanto mayor sea el precio de un bien, mayor será la cantidad que las empresas estén dispuestas a ofrecer del mismo. Al contrario, si el precio baja, es probable que oferten menos cantidad. Esta relación que existe entre el precio y la cantidad ofertada es lo que se conoce como la ley de la oferta.

A mayor precio mayor cantidad ofrecida

A menor precio menor cantidad ofrecida

LogoYirepaFinanzas

Al continuar utilizando este sitio usted acepta el uso de cookies como se describe en nuestra política de cookies.

Si deseas resolver tus dudas sobre los conceptos básicos de las finanzas y la economía, éste es tu sitio.

La Ley de la Oferta

1. Introducción

2. La función y la curva de oferta

3. Cambios en la cantidad ofertada

4. Cambios en la oferta

1. Introducción

La economía de mercado es un sistema económico inspirado en el liberalismo de Adam Smith, que defiende la libertad de actuación de compradores y vendedores, con la mínima intervención del estado, donde la única ley reguladora es la ley de la oferta y la demanda.

 

La oferta y la demanda son las fuerzas que hacen posible el funcionamiento de la economía de mercado, determinando la cantidad que se produce de cada bien y el precio al que se venden. Son los agentes económicos privados, familias y empresas, los que toman decisiones respecto a la asignación de recursos, ya que el Estado no interviene.

El funcionamiento del sistema de precios es muy simple: si muchas personas demandan un mismo producto, aumentará sus ventas y su precio, y las empresas aprovecharán esta situación incrementando su oferta.

 

Al contrario, si baja la demanda de un bien, bajará sus ventas, y con ella su precio, desanimando a las empresas a ofertar dicho bien (ver "Cómo funciona la economía de mercado").

Éstas son las fuerzas que rigen este sistema económico y que a largo plazo equilibran la producción y el consumo y, por lo tanto, equilibran el mercado.

2. La función y la curva de Oferta

Efectivamente, la cantidad que se oferta de un bien dependerá fundamentalmente del precio de dicho bien. A medida que sube el precio del bien se incrementa la cantidad ofertada del mismo, ya que los productores tendrán mayor incentivo para ofrecer sus productos en el mercado al obtener mayores beneficios. Pero el precio del bien no es el único factor que determina la oferta.

 

Determinantes de la Oferta

Existen una serie de factores determinantes de las cantidades que los productores desean vender de cada bien por unidad de tiempo, siendo los más importantes:

  • El precio del bien considerado (P)
  • El precio de los demás bienes (Po)
  • Los costes de los factores de producción (C)
  • Las expectativas empresariales (E)

La variación de cada uno de estos factores ejercerá una variación en la oferta, aumentándola o disminuyéndola. A esta relación que existe entre cada una de estas variables y la oferta de un bien se le denomina Función de la oferta.

Función de la oferta

Relación existente entre la cantidad ofertada de un bien y

cualquier otra variable de la que depende dicha oferta

(precio del bien, precio otros bienes, costes de producción y expectativas empresariales)

Si todas estas variables que influyen en el comportamiento de la oferta de un bien (P, Po, C, E) variasen simultáneamente, sería muy complicado, casi imposible, analizar los efectos que cada una de ellas ejerce sobre la oferta. Para simplificar su estudio, se recurre a un sistema que consiste en dejar constante todos los factores excepto el que se desea medir su efecto (ceteris paribus).

Ceteris Paribus

“todo lo demás permanece constante"

La locución latina “ceteris paribus” se utiliza en el análisis económico para considerar constantes todas las variables que influyen en una función, excepto una cuyo efecto se desea analizar.

Se trata de hacer variar un factor mientras que el resto se mantienen constantes. De esta forma, podremos aislar la incidencia que una variable en concreto ejerce sobre la oferta. Por ejemplo, analizar la relación que existe entre el precio del bien y la cantidad ofertada del mismo. Cualquier cambio en el precio nos reportará una cantidad ofertada distinta, según nos dice la ley de la oferta.

 

Por lo tanto, en esta ocasión, la Función de la oferta-precio nos mostrará las distintas cantidades de un bien que un ofertante está dispuesto a vender a los diferentes precios posibles, permaneciendo constantes el resto de los factores (ceteris paribus), llegando a la siguiente definición de oferta:

Las cantidades ofertadas de un bien están en función de su precio, ceteris paribus (se asume que todo los demás factores permanecen constantes).

LA OFERTA

Indica la cantidad de un bien o servicio que estarían dispuestos a vender los ofertantes a cada nivel de precios, ceteris paribus

(considerando constantes el resto de factores)

Considerando constantes todos los factores (ceteris paribus), excepto el precio, podremos analizar los efectos que el precio ejerce sobre la cantidad ofertada.

Relación entre el precio y la cantidad ofertada

Vamos a hacer variar el precio, dejando constantes el resto de factores (precio de otros bienes, costes de producción, y expectativas empresariales) para observar cómo varía la cantidad ofertada.

 

Para ello, construimos una tabla (Tabla de oferta) en la que detallaremos el número de artículos que se venderían a cada precio.

Observamos que cuanto mayor es el precio del bien, mayor es la cantidad que de ese bien está dispuesto a vender el productor, y que cuanto más bajo es su precio, menos unidades ofertan.

Efectivamente, es lógico que, al contrario de los consumidores, las empresas estarán interesadas en vender más cuanto más elevado sea el precio, ya que mayor será su beneficio.

 

Pues bien, a esa relación directa que existe entre el precio de un bien y la cantidad ofertada, se le denomina ley de la Oferta.

 

Ley de la Oferta

Relación directa existente entre el precio de un bien y la cantidad ofertada

  • Cuando aumenta el precio,

aumenta la cantidad ofertada.

 

  • Cuando se reduce el precio,

disminuye la cantidad ofertada.

A mayor precio

mayor oferta

 

A menor precio

menor cantidad ofrecida

Ley de la oferta

Cuanto mayor sea el precio al que se pueda vender un bien, mayor será la

cantidad que las empresas estén dispuestas a ofrecer del mismo, ceteris paribus.

Esta relación directa podemos visualizarla mediante su representación gráfica, obteniéndose lo que se denomina la Curva de la Oferta.

Para ello, trasladamos los datos obtenidos de la Tabla de Oferta a los ejes de coordenadas; el precio (P) va en el eje de ordenadas y la cantidad ofertadas (Q) en el de abscisas. Tomamos dos puntos cualesquiera de la tabla, por ejemplo:

 

(10,4) y (6,2)

 

Uniendo dichos puntos obtenemos una línea recta que muestra claramente una pendiente positiva (es una función creciente)

Curva de la oferta: Es una curva que muestra las cantidades de un bien que un productor (vendedor) está dispuesto a vender para diferentes niveles de precios alternativos, suponiendo que todos los demás determinantes permanecen constantes (ceteris paribus).

3. Cambios en la cantidad ofertada (cambios en el precio del bien)

Antes de comenzar es muy importante señalar que no se debe confundir "cambios en la cantidad ofertada" con "cambios en la oferta". Un cambio en el precio, ceteris paribus, que es el caso que vamos a analizar ahora, provoca un cambio en la cantidad ofertada y, por consiguiente, un movimiento a lo largo de su curva. Un cambio en cualquier otro factor (costes de producción y expectativas empresariales), provocará un cambio en la oferta que se traduce, como veremos más adelante, en un desplazamiento de la curva de oferta.

 

A continuación, mediante un ejemplo, analizaremos los cambios que puede sufrir la cantidad ofertada ante variaciones en el precio del bien:

 

Aumento del precio del bien Disminución del precio del bien

Partimos de una situación en la que el precio de mercado es de 2 €. A esa precio el mercado oferta 6 unidades (punto A).

 

A continuación, por cualquier motivo, aumenta el precio a 4 €, provocando que la cantidad ofertada ascienda hasta 10 unidades (punto B).

 

Observemos que se ha producido un movimiento a lo largo de la curva de oferta (de A a B).

 

Un incremento en el precio (de P1 a P2), causa un aumento en la cantidad ofertada (de Q1 a Q2).

Al subir el precio,

aumenta la cantidad ofertada

El mismo efecto, pero en sentido contrario, se produce ante una disminución del precio.

 

Si partimos de un precio inicial de 4 €, con una cantidad ofertada de 10 unidades (punto B), una disminución del precio hasta 2 € haría descender la cantidad ofertada hasta 6 unidades (punto A).

 

Se ha producido un movimiento a lo largo de la curva de oferta, pero en sentido contrario (de B a A).

 

Una disminución en el precio (de P1 a P2), causa una reducción en la cantidad ofertada (de Q1 a Q2).

Al bajar el precio,

disminuye la cantidad ofertada

Un cambio en el precio del bien provoca un cambio en la cantidad ofertada y, por lo tanto, un movimiento a lo largo de la curva de la oferta.

4. Cambios en la oferta (cambios en los otros factores determinantes)

Hasta ahora, hemos analizado las variaciones que sufre la función de la oferta ante una variación del precio del bien considerado, pero ¿qué ocurrirá si lo que varía es uno de los otros factores?

 

En este apartado vamos a ver que una variación de uno de los factores distinto al precio del bien no producirá un movimiento entre dos puntos de la curva de oferta, sino que será la curva entera la que se desplace.

Esto se debe a que la cantidad ofertada aumentará o disminuirá para los mismos niveles de precio. Efectivamente, si por ejemplo, disminuye los costes de producción, aumentará la oferta del bien, pero no solamente aumentará para uno solo de los precios, sino que lo hará para cada precio, lo que provocará una nueva Tabla de Oferta, cuyos datos, trasladados a su representación gráfica, nos mostrará un desplazamiento de toda la curva de oferta:

 

  • hacia la derecha, si el efecto es positivo sobre la oferta, es decir, si aumenta, o
  • hacia la izquierda, si el efecto es negativo sobre la oferta, es decir, si disminuye.

Liberalismo económico

Las fuerzas del mercado son las que establecen los precios y los salarios. La participación del Estado en la actividad económica debe ser mínima.

Ley de la oferta

A medida que sube el precio del bien se incrementa la cantidad ofertada del mismo, ya que los productores tendrán mayor incentivo para ofrecer sus productos en el mercado al obtener mayores beneficios.

Función de la oferta

Expresión matemática que relaciona la cantidad ofertada de un bien con todas las variables de las cuales depende:

Q = f (P,Po,C,E)

 

La función de la oferta es la relación matemática existente entre la cantidad ofertada de un bien , su precio, el precio de otros bienes, los costes de producción y las expectativas de las empresas.

Función oferta-precio

(Ceteris Paribus)

Se considera que todos los factores que afectan a la oferta son invariables, excepto el precio del bien considerado.

Relación entre el precio de mercado de un bien y la cantidad ofertada del mismo (manteniéndose todos los demás factores constantes)

Tabla de la oferta

Recoge las distintas cantidades que, para cada precio, desean ofertar los productores.

Ley de la oferta Relación directa entre el precio de un bien y la cantidad ofertada del mismo.

Esta relación se refleja en la pendiente positiva de la curva de oferta.

Curva de la oferta

Representación gráfica de la relación que existe entre el precio de un bien y la cantidad ofertada.

 

Viene determinada por aquellos puntos que indican las diferentes cantidades que un vendedor está dispuesto a vender a diferentes precios.

Un cambio en el precio del bien considerado, provocará un movimiento a lo largo de la curva de la oferta.

Veámoslo detalladamente mediante un ejemplo.

 

Supongamos que disminuye los costes de fabricación. Significa que la producción del bien resultará más rentable, por lo que las empresas desearán vender más cantidades al mismo precio que antes.

 

Es decir, posiblemente, para un precio de 4 euros, en vez de ofertar 10 unidades como antes, oferten ahora 12 unidades.

 

Pero también aumentaría la oferta para el precio de 2 euros, que podría pasar de las 6 unidades estimadas inicialmente a 8 unidades.

 

Nos encontraríamos, pues, con una nueva Tabla de oferta y, por lo tanto, una nueva curva de oferta (O2).

 

Si observamos bien, esta nueva curva responde a un desplazamiento de la curva de oferta inicial (O1), antes de la disminución de los costes de producción.

Analicemos a continuación cómo reacciona la oferta ante la variación de cada uno de sus determinantes:

 

  1. El precio de los demás bienes (Po)
  2. Los costes de los factores de producción (C)
  3. Las expectativas empresariales (E)

 

Comprobaremos que una variación de uno de estos factores producirá un desplazamiento de la curva de oferta, hacia la derecha o hacia la izquierda, dependiendo de la dirección del factor que varíe.

 

 

1. Variaciones en el precio de los demás bienes

 

Generalmente, un incremento del precio de los demás bienes provocará que la producción del bien cuyo precio no ha aumentado sea relativamente menos atractiva que antes.

 

Por lo tanto, podemos concluir que la oferta de un bien descenderá si aumentan los precios de los demás bienes, ceteris paribus.

Este hecho se observa más claramente cuando se trata de bienes sustitutivos. Un descenso, por ejemplo, en el precio de las naranjas puede hacer bajar su oferta y aumentar la de manzanas. Es decir, el aumento del precio de un bien hace que aumente la oferta de otro bien sustitutivo, desplazando su curva de oferta hacia la derecha.

 

Evidentemente, sucederá todo lo contrario si el precio de un bien sustitutivo aumenta: aumentará su oferta y disminuirá la del bien cuyo precio ha bajado, es decir, disminuirá la oferta del bien, desplazándose su curva de oferta hacia la izquierda.

2. Variaciones en los costes de los factores de producción

 

Un incremento de los costes de producción supone un menor beneficio por unidad vendida. Ante esta situación, las empresas podrían optar por reducir su oferta para gastar menos; ofrecerán una menor cantidad de ese producto para cada precio. Es decir, se reducirá la cantidad ofertada, desplazándose la cura de oferta hacia la izquierda.

 

En cambio, si se reducen los costes de produccións, el beneficio aumentaría y, por consiguiente, también lo haría la oferta, ya que las empresas estarán dispuestas a vender más unidades a los mismos precios (les resulta ahora más barato producir que antes), desplazándose la curva de oferta hacia la derecha,

 

Un aumento de los costes de producción provoca

una disminución en la cantidad ofertada del bien

desplazando su curva de oferta hacia la izquierda

 

Una reducción de los costes de producción provoca

un aumento en la cantidad ofertada del bien

desplazando su curva de oferta hacia la derecha

 

La tecnología es la aplicación de los conocimientos científicos a los procesos productivos. Las empresas buscarán constantemente la tecnología más eficiente, ya que de esta forma obtendrán mayores beneficios, incentivando asi el incremento de su oferta.

 

Pues bien, el efecto que tendrá un avance tecnológico sobre la oferta será idéntico al de una reducción del coste de los factores: aumento de la oferta y, por lo tanto, desplazamiento de la curva hacia la derecha.

3. Variaciones en las expectativas empresariales

 

Los objetivos de las empresas, las previsiones de ventas y las expectativas del mercado influyen considerablemente en la oferta. El ritmo de la producción será distinto para mercados con distintas expectativas; a mayores expectativas, mayor será la oferta.

 

Asimismo, una previsión de subida de los costes de producción alertará sobre la necesidad de bajar la oferta, mientras que una estimación de subida de los precios del bien, incentivará su incremento.

 

 

RESUMIENDO

Un cambio en el precio del bien provoca un cambio en la cantidad ofertada, produciendo un movimiento sobre la curva de oferta.

Un cambio de cualquier factor diferente del precio del bien provocará un cambio en la oferta, produciendo un desplazamiento de toda la curva de oferta.

Un bien

sustitutivo

es el que se puede consumir en lugar de otro, ya que satisfacen la misma necesidad.

(naranjas y manzanas).

Un cambio en cualquier otro determinante de la oferta que no sea el precio del bien considerado, provocará un desplazamiento de la curva de la oferta.

Tecnología eficiente

Aquella que consiga una determinada cantidad de producción con el menor coste total.