El equilibrio financiero

El Equilibrio Financiero

1. Concepto de equilibrio financiero

2. Equilibrio Inversión Financiación

3. Tipos de situaciones financieras

4. Situaciones financieras extremas

5. Conclusiones

6. Medidas para aumentar el FM

1. Concepto de Equilibrio Financiero

Se dice que una empresa se encuentra en equilibrio financiero cuando está en disposición para hacer frente, sin problemas, a todos sus compromisos de pagos, tanto a corto plazo (liquidez) como a largo plazo (solvencia), manteniendo su ciclo normal de operaciones, siendo, por lo tanto, una empresa con liquidez y solvencia.


Una empresa se encuentra en equilibrio financiero a corto plazo cuando dispone de liquidez, y en equilibrio financiero a largo plazo cuando tiene solvencia. Por eso, es muy importante saber distinguir entre liquidez y solvencia.


Poseer liquidez significa tener  la certeza de disponer de una determinada cantidad de efectivo en un momento dado y, por lo tanto, tener la capacidad para hacer frente a los pagos a corto plazo, en sus correspondientes vencimientos.


La solvencia, en cambio, no exige esta disponibilidad inmediata de efectivo. Basta con disponer de activos capaces de generar fondos suficientes para hacer frente a las deudas futuras, a los pagos a largo plazo.


Por lo tanto,  mientras que liquidez implica poseer la seguridad total de atender los pagos que vayan venciendo (los compromisos a corto plazo), solvencia conlleva únicamente tener garantía de atender los pagos  futuro (los compromisos a largo plazo).

De hecho, en el Análisi Financiero se contempla:


  • Equilibrio financiero a corto plazo: analiza la solvencia a corto plazo o solvencia actual, que se encarga de medir la capacidad de la empresa para atender sus pagos  a corto plazo. Es lo que en muchas ocasiones nos referimos como liquidez.



  • Equilibrio financiero a largo plazo: analiza la solvencia a largo plazo o solvencia futura, que se encarga de medir la capacidad de la empresa para atender sus deudas a largo plazo. Es la solvencia a la que nos referimos de forma general.
Liquidez y solvencia

Se recomienda leer

el artículo

"El Fondo de Maniobra"

Equilibrio Financiero


Cuando una empresa dispone

de capacidad suficiente para hacer frente a todas sus  obligaciones de pago, tanto a corto como a largo plazo, diremos que posee equilibrio financiero.


Se da cuando la empresa posee liquidez y además es solvente.

Existe un artículo dedicado exclusivamente a la


"Liquidez y Solvencia"

En muchos tratados financieros se dice que cuando los activos que posee una empresa tienen un alto grado de liquidez, la empresa tiene solvencia; cierto, pero ojo, tendrá solvencia a corto plazo.


Debemos saber que una elevada tesorería actual garantiza una solvencia a corto plazo; es decir, garantiza tener liquidez; pero no garantiza una tesorería suficiente para los pagos futuros; es decir, no garantiza una solvencia a largo plazo (solvencia).

Para ello, es necesario que sus activos posean la suficiente liquidez para poder responder a la exigibilidad de las deudas futuras de su pasivo. Es decir, mirando el balance de situación, debe haber una cierta correspondencia entre la liquidez del Activo y la exigibilidad del Pasivo. O lo que es lo mismo, entre las inversiones y las financiaciones.

Estructura Económica


Se identifica con el activo y recoge el conjunto de bienes que la empresa ha ido adquiriendo para poder realizar su actividad.


Refleja, por lo tanto, las inversiones de la empresa. Nos muestra el destino dado a los fondos financieros.

Estructura económica y financiera

Estructura Financiera


Se identifica con las fuentes de financiación con las que la empresa ha adquirido sus activos.


Recoge el patrimonio neto y el pasivo. Nos muestra el origen de los fondos financieros.

2. Equilibrio entre Inversiones y Financiaciones

Como se ha dicho en el apartado anterior, para evitar el riesgo de insolvencia (no disponer de fondos suficientes para atender los pagos a su vencimiento) debe existir una cierta correspondencia entre la liquidez del Activo y la exigibilidad del Pasivo.

Para poder atender sin dificultad los pagos que se requieren en el ciclo de explotación, debe existir una cierta correspondencia entre la liquidez del Activo y la exigibilidad del Pasivo.

Es por ello, por lo que se aconseja que las inversiones a largo plazo, es decir, el Activo Fijo o Activo no Corriente, sean financiadas con Recursos Permanentes (Patrimonio Neto y Pasivo Fijo) y las de corto plazo, es decir, el Activo Corriente, financiadas con el Pasivo Corriente.


Esto significa que debe existir una relación entre el tiempo de permanencia del activo y el plazo en que debe ser devuelto los fondos utilizados para financiarlo; es decir, un equilibrio entre las inversiones y su financiación.

Equilibrio financiero

Por lo tanto, en un  principio, por coherencia, y como norma general de equilibrio financiero, el  Activo Fijo (AF) o Activo no Corriente (ANC) debe financiarse con Recursos Permanentes (RP), y los elementos del Activo Corriente (AC) con el Pasivo Corriente (PC), de tal manera que el AC = PC, tal como se muestra en el gráfico anterior.


Pero también es cierto que ante un posible desfase entre el ritmo de los cobros generados por el Activo Corriente y el ritmo de los pagos derivado de la exigibilidad del Pasivo Corriente, sería aconsejable disponer de un fondo de seguridad.

Por ello, se aconseja que el Activo Corriente sea  superior al Pasivo Corriente:


AC > PC


Es decir, que  lo que se cobre antes de un año sea mayor que todo lo que se deba de pagar en ese año.

Este fondo o colchón de seguridad que permite hacer frente a los posibles desajustes que pudieran producirse entre la corriente de cobros y de pagos se denomina Fondo de Maniobra.

Equilibrio financiero, Fondo de Maniobra

Fondo de Maniobra

Fondo de garantía que  permite hacer frente a los desfases temporales entre los

pagos  y los cobros del ciclo de explotación, garantizando su continuidad.


Exceso de Activo Corriente que sirve de garantía financiera

para desarrollar a corto plazo el ciclo de explotación.

De ahí, la importancia la importancia de alcanzar un Fondo de Maniobra positivo para que se consiga el Equilibrio FinancieroDebe existir una especie de fondo de seguridad que permita hacer frente a los posibles desajustes que pudieran producirse entre la corriente de  cobros y la de pagos. Por eso, es recomendable que los Recursos Permanentes financien, además de la totalidad del Activo Fijo, una parte del  Activo Corriente.

Para que exista equilibrio financiero es necesario que

el Activo Corriente sea superior al Pasivo Corriente


Con ello, se consigue que lo que se cobre antes de un año

sea mayor  que lo que se pague dentro de ese año.

3. Tipos de situaciones financieras de una empresa

Como hemos visto anteriormente, el Fondo de Maniobra (que nos indica si la empresa dispone de los suficientes recursos para hacer frente a sus deudas más inmediatas), se calcula como la diferencia entre el Activo Corriente (AC) y el Pasivo Corriente (PC).


Pues bien, en función de esa diferencia (FM = AC - PC), podrá adoptar 3 diferentes valores:

Situaciones equilibrio financiero

FM  >  0       EQULIBRIO financiero

Al ser el Activo Corriente (AC) mayor que el Pasivo Corriente (PC), la empresa tiene capacidad suficiente para atender sus compromisos de pago a corto plazo, ya que su activo a corto plazo genera los recursos suficientes para hacer frente a sus deudas a corto plazo. Existe equilibrio financiero.


Es la situación ideal, ya que la empresa no tendrá problemas para pagar sus deudas a corto plazo e, incluso, posibles imprevistos de liquidez por desajustes entre cobros y pagos.

    AC  >  PC

    Equilibrio financiero, Fondo de Maniobra

    Observemos que en esta situación, los Recursos Permanente (RP) financian todo el Activo no corriente (ANC) y parte del Activo Corriente (AC). Precisamente, esa parte del Activo Corriente (AC) que se financia con Recursos Permanentes (RP) es lo que se conoce como Fondo de Maniobra (FM).

    FM  =  0         Situación de RIESGO

    Cuando no existe Fondo de Maniobra, el deseado equilibrio financiero está al límite.


    Que el Activo Corriente sea igual al Pasivo Corriente significa que todo el Activo Corriente se está financiando, exclusivamente, con deudas a corto plazo y, por lo tanto, cualquier retraso en el cobro de algún cliente, provocaría un desajuste entre cobros y pagos y, por lo tanto, una situación de riesgo, ya que impediría poder atender con garantía suficiente los compromisos de pagos en sus vencimientos.

    FM  <  0    DESEQUILIBRIO financiero

    Que el Activo Circulante sea menor que el Pasivo Circulante indica que la empresa carece de recursos suficientes para hacer frente a sus pagos a corto plazo.


    Es decir, que no tiene suficiente liquidez, pudiendo desembocar en la suspensión de pagos.

    Por lo tanto, un Fondo de Maniobra negativo manifiesta, evidentemente, una situación de desequilibrio financiero.

    AC  =  PC 

    Equilibrio financiero riesgo

    AC  <  PC

    Desequilibrio financiero

    Observemos que en esta situación, los Recursos Permanente solo financian una parte del Activo no corriente. El resto está siendo financiado por recursos a corto plazo (Pasivo Corriente).


    Como resumen de todo lo expuesto, podemos describir en el siguiente cuadro las 3 situaciones financieras en las que se puede encontrar una empresa:

    Situaciones de equilibrio financiero

    4. Situaciones financieras extremas

    Como se ha indicado, las 3 situaciones financieras más habituales en las que se pueden encontrar una empresa son las detalladas en el cuadro anterior.


    No obstante, podemos añadir 2 situaciones más, que corresponderían a situaciones extremas, que también conviene contemplar, en las que, más que el Fondo de Maniobra, es el Patrimonio Neto el que determina la situación. 


    Nos referimos a la situación de máximo equilibrio y a la situación de quiebra.

    Máximo equilibrio financiero

    Correspondería con aquella situación en la que la empresa no tiene deudas; no tiene Pasivo y todo el Activo está financiado completamente con el Patrimonio Neto.


    Como se ha indicado anteriormente, no es una situación habitual y suele darse solo al inicio de la empresa, cuando se constituye.


    Aunque parezca que sea la mejor situación y la más segura, no sería del todo rentable, ya que no se estaría aprovechando el efecto del apalancamiento financiero que se obtendría a través del endeudamiento.

    Quiebra

    Esta situación suele darse después de acumular durante varios años grandes pérdidas y, por lo tanto, ir acabando con los fondos propios de la empresa, de tal forma que el Patrimonio Neto (PN) es cero o, incluso, negativo.

    Se dice, entonces, que la empresa está descapitalizada; es decir, que no tiene recursos propios; está en quiebra, ya que se enfrenta a una insolvencia difícil de solucionar, debido a que el valor de su Activo no es suficiente para hacer frente a sus deudas.

    Activo Total  =  PN   y   Pasivo =  0

    Máximo equilibrio financiero

    Activo Total  =  Pasivo   y   PN =  0

    Situación financiera de quiebra

    Obsérvese que en esta situación, todo el Activo se está financiando únicamente con el Pasivo, lo cual significa que tiene graves problemas de solvencia y, evidentemente, difícilmente podrá atender sus compromisos de pago, a no ser que realice una aportación de capital o venda sus activos.


    Si incorporamos estas dos nuevas situaciones al cuadro anterior, obtendríamos el siguiente resumen de situaciones financieras en las que se puede encontrar una empresa:

    Tipos de situaciones financieras

    5. Conclusiones

      Según todo lo expuesto, se podría concluir que cuanto mayor sea el Fondo de Maniobra de una empresa, mejor, ya que existirá menor riesgo de insolvencia y más garantía para atender sus compromisos de pago a corto plazo. Y así es.


      Sin embargo, tampoco es conveniente mantener un elevado Fondo de Maniobra, pues se incurriría en un coste de oportunidad, ya que mantener un elevado Fondo de Maniobra implica disponer de recursos ociosos, que se podrían destinar a financiar otras inversiones, renunciando a la oportunidad de rentabilizarlos. Entonces,


      ¿Cuál sería el Fondo de Maniobra óptimo?


      Para resolver esta cuestión, tenemos que analizar la composición del Actico Corriente, tal como se hace en el en el apartado "4. Fondo de Maniobra óptimo" del artículo "El Fondo de Maniobra", en el que se llega a la siguiente conclusión:

      Debido a la composición del Activo Corriente, no es suficiente tener un Fondo de Maniobra positivo para  garantizar la solvencia de la empresa.


      Para obtener un  Fondo de Maniobra óptimo, además de ser positivo, es necesario que el Activo Corriente disponga de suficiente Realizable y Disponible para poder hacer frente a las deudas a corto plazo.


      Por lo tanto, la suma del Realizable y el Disponible debe ser, aproximadamente, igual al Pasivo Corriente.

      Fondo de Maniobra Óptimo: Realizable  + Disponible ­ ≈ Pasivo Corriente


      Por otra parte, ya hemos visto que un Fondo de Maniobra negativo supone que la empresa no tiene suficiente liquidez, pudiendo desembocar en la suspensión de pagos. Para evitar esta situación deberemos aumentar el Fondo de Maniobra y, para ello, se dispone de las siguientes medidas.

      6. Medidas para aumentar el Fondo de Maniobra

      Para aumentar el Fondo de Maniobra existen, principalmente, dos medidas:


      • Reestructuración de deuda: Consiste en reestructurar la deuda a corto plazo en deuda a largo plazo. Con ello, se obtiene que una parte del Pasivo Corriente (PC) se transforme en pasivo fijo (PF) o Pasivo no corriente (PNC). Es decir, se consigue reducir el pasivo corriente (PC) y, por lo tanto, aumentar directamente el Fondo de maniobra. 


      • Aumento de la rentabilidad: Con un incremento de los precios de venta y/o una reducción de los costes, se conseguirá aumentar la diferencia entre el Activo Circulante (AC) y el Pasivo Circulante (PC), con el consiguiente aumento del Fondo de Maniobra.


      Cuando la empresa se encuentra en situaciones que pueden desembocar en la suspensión de pagos o en la quiebra, se tendrá que recurrir a medidas extremas:


      • Aumento de los Recursos Propios: Supone inyectar liquidez mediante una aportación de los socios o una ampliación de capital.


      • Venta de elementos del Activo no Corriente. De esta forma se intentará reducir el activo no corriente hasta el importe necesario para que no supere los Recursos Permanentes (patrimonio neto y deuda a largo plazo).


      En muchos tratados añaden otras dos medidas que no consideramos efectivas:


      • Aplazar o aumentar el plazo de pagos a Proveedores (y acreedores, en general)
      • Anticipar o reducir el plazo de cobros a Clientes (y deudores, en general)


      Evidentemente, la aplicación de estas medidas aumentará la tesorería de la empresa y con ello, su liquidez, pero no aumentarán el Fondo de Maniobra.


      Fijémonos bien en lo siguiente: Si se reduce el plazo de cobro, aumentará la tesorería (aumentará el AC), pero al mismo tiempo disminuirá la partida de Clientes (disminuirá el AC). Es decir, el Activo Corriente (AC) no variará. Se trata de movimientos del mismo importe y signo contrario dentro del Activo Corriente.


      Lo mismo ocurrirá con el aumento del plazo de pagos: aumentará la tesorería (aumentará el AC), pero al mismo tiempo aumentará la partida de Proveedores (aumentará el PC). Es decir, el Activo Corriente (AC) aumentará, pero también lo hará el Pasivo Corriente (PC) por el mismo importe, dejando invariable la diferencia entre Activo Corriente y el Pasivo Corriente (PC), por lo que el Fondo de Maniobra no sufrirá variación.

                                     Este artículo se complementa con los siguientes:

      Activo Corriente

      Compuesto por aquellas partidas  que nacen y desaparecen durante el proceso productivo (existencias, deudas de los clientes y tesorería).

      Pasivo Corriente

      Recoge las deudas y obligaciones de la empresa a corto plazo.

      Fondo de Maniobra

      Conjunto de recursos que la empresa necesita para financiarse durante el periodo de tiempo que pasa desde que paga a sus proveedores hasta que cobra a sus clientes.

      Existe un artículo dedicado exclusivamente al "Fondo de Maniobra"

      Desajustes entre

      cobros y pagos

      Cuando uno o varios clientes  no pagan a tiempo o cuando existe un retraso en la producción o calendario de ventas


      Apalancamiento financiero

      Es el efecto que se produce en la rentabilidad de los fondos propios (rentabilidad financiera) como consecuencia del empleo de los fondos ajenos (endeudamiento).

      Coste de oportunidad

      Aquel que se origina al tomar una determinada decisión, lo cual provoca la renuncia de otro tipo  de alternativa que pudiera ser considerada.

      (Jacobsen y Padilla, "Contabilidad de Costos")

      Se recomienda leer el apartado

      Fondo de Maniobra Óptimo del artículo

      "Fondo de Maniobra"

      Agosto 2021