Fondo de Maniobra
LogoYirepaFinanzas

Al continuar utilizando este sitio usted acepta el uso de cookies como se describe en nuestra política de cookies.

Si deseas resolver tus dudas sobre los conceptos básicos de las finanzas y la economía, éste es tu sitio.

El Fondo de Maniobra

Fondo de Maniobra: Parte de los recursos financieros a largo plazo (recursos permanentes) que la empresa dedica para financiar su actividad a corto plazo (activo corriente), materializada por el periodo de tiempo que pasa desde que paga a sus proveedores hasta que cobra a sus clientes.

 

Es el exceso de los recursos a largo plazo sobre las inversiones a largo plazo (el Activo fijo) que se destina a financiar las inversiones a corto plazo (el Activo corriente)

Concepto: Fondo de Maniobra Acrónimo: FM

Otras denominaciones: Fondo de Rotación, Capital corriente, Capital circulante, Capital de trabajo, Capital de rotación, Working capital

 

Definición: Aquella parte del activo corriente que ha sido financiado por recursos financieros permanentes. Volumen de recursos a largo plazo que queda disponible (una vez financiado el activo fijo) para financiar el activo corriente.

 

Formas de calcularlo:

Fondo de Maniobra = Activo corriente - Pasivo corriente

Fondo de Maniobra = Recursos Permanentes - Activo Fijo

¿Es suficiente esta definición para captar correctamente el concepto de Fondo de Maniobra? ¿Sabemos qué significa? ¿Qué información nos aporta?

Si con esta definición no lo tienes claro, deberías leer este artículo.

Para que nos entendamos, el Fondo de Maniobra es el conjunto de recursos permanentes que la empresa necesita para financiarse durante el periodo de tiempo que pasa desde que paga a sus proveedores hasta que cobra a sus clientes. Y esto es lo que vamos a intentar demostrar en este artículo. Pero antes, debemos diferenciar entre:

 

 

El Fondo de Maniobra Real es el Fondo de Maniobra que tiene una empresa en un momento determinado y es una magnitud que nos indica si la empresa dispone de los suficientes recursos para hacer frente a sus deudas más inmediatas. Es decir, nos da una medida de su solvencia.

 

El Fondo de Maniobra Necesario es el Fondo de Maniobra mínimo que debería tener una empresa para afrontar con solvencia todos los pagos de su ciclo de explotación. Representa el excedente de necesidades de fondos que requiere una empresa o un proyecto de inversión para atender todos los gastos que genera su proceso productivo.

 

Si el Fondo de Maniobra Real es menor que el Fondo de Maniobra Necesario significa que la empresa tiene un déficit de fondo de maniobra y, por lo tanto, necesita acudir a la financiación externa. En estos casos, las primeras medidas que se deben tomar es acortar el período medio de maduración financiero, retrasando los pagos a los proveedores y/o cobrando antes a los clientes. Si persiste este déficit de fondo de maniobra debería acudirse a la financiación bancaria a corto plazo (póliza de crédito que cubra este desfase de tesorería).

 

Si por el contrario, el Fondo de Maniobra Real es mayor que el Fondo de Maniobra Necesario, la empresa tiene superávit de fondo de maniobra y podría plantearse reducir los capitales permanentes y/o rentabilizar las inversiones en activo corrientes.

 

El Fondo de Maniobra Necesario se suele utilizar para 2 objetivos diferentes:

 

1. Para realizar el análisis de la solvencia de una empresa.

 

En este artículo nos vamos a centrar en el Fondo de Maniobra Real que, a partir de ahora, lo vamos a identificar solo como Fondo de Maniobra.

Cálculo del Fondo de Maniobra

Su cálculo es muy fácil y se puede realizar de dos formas distintas partiendo del Balance de situación:

 

  • Activo Corriente (activo circulante) menos Pasivo Corriente (pasivo circulante)

FM = AC – PC

 

  • Recursos Permanentes menos Activo Fijo (activo no corriente)

FM = RP – AF

 

y aunque, por supuesto, dan el mismo resultado, se desprenden dos definiciones y enfoques diferentes:

 

1) Excedente del Activo Corriente sobre el Pasivo Corriente

De aquí se desprenque que el Fondo de maniobra es una parte del Activo Corriente, mostrándonos una visión económica.

FM = AC – PC

 

Podemos definirlo como el volumen de Activo Corriente (AC) que queda después de hacer frente a las obligaciones del Pasivo Corriente (PC).

 

2) Excedente de los Recursos Permanentes sobre el Activo Fijo

Aquí nos muestra, en cambio, una visión financiera y nos dice que el Fondo de Maniobra es una parte de los Recursos Permanentes: es el excedente de los Recursos Permanentes una vez que ha financiado todo el Activo Fijo (Activo no corriente ).

FM = RP – AF

 

 

De aquí se desprende la conocida definición:"Aquella porción de los recursos permanentes que financian el Activo Corriente". En realidad, dicho de otra manera, sería:

 

la cantidad de capital propio que se precisa para

mantener el ritmo normal de la actividad productiva

 

Pero, ¿qué es en realidad el Fondo de Maniobra? Eso y más es lo que vamos a intentar explicar a fondo a continuación.

El Fondo de Maniobra "a fondo"

Es difícil entender, con las definiciones que hemos mostrado al principio, el concepto del Fondo de Maniobra, si no se está familiarizado con la estructura del balance de una empresa.

 

Es más, incluso es posible que con conocimientos contables se tengan dificultades para saber bien lo que representa el Fondo de Maniobra.

 

Por este motivo, vamos a intentar descubrir su significado desde la actividad de la empresa, introduciendo, poco a poco, los conceptos contables.

 

Empecemos por el principio. Cuando las empresas realizan sus actividades, se producen una serie de hechos económicos-administrativos que se suceden con cierta regularidad. Este conjunto de operaciones se les denomina ciclos internos de la empresa y se pueden agrupar en dos categorías:

 

  • Ciclo largo: proceso de renovación del activo fijo (ciclo del capital).

 

  • Ciclo corto: proceso de renovación del actico circulante (ciclo de explotación).

El ciclo de explotación es el que determina la actividad corriente de la empresa. Comienza con la compra de materia prima que se transforma, mediante el proceso productivo, en productos terminados, los cuales, una vez vendidos y cobrados a los clientes, permitirán la adquisición de nuevas materias primas para reiniciar el proceso que se repetirá de forma continua.

 

El dinero invertido en materia prima recorre todo el ciclo hasta que, a través del cobro de las ventas, lo volvemos a recuperar para seguir invirtiendo en nuevas materias primas.

Pues bien, hagamos un seguimiento de nuestro dinero e intentemos localizar dónde se encuentra en cada momento. Despleguemos el Ciclo de Explotación y analicemos:

Desde que compramos la materia prima hasta que la vendemos, nuestro dinero se encuentra materializado en estas existencias; es decir, está localizado en el Almacén (contablemente se ubica en la masa patrimonial "EXISTENCIAS").

 

Desde que se realiza las ventas hasta que cobramos, es el cliente el que tiene nuestro dinero, ya que posee el producto terminado que le hemos entregado (contablemente se integra en el llamado "REALIZABLE")

 

Por último, una vez cobrado, volvemos a disponer de nuestro dinero (más una plusvalía) que lo ingresamos en nuestra Caja o cuenta bancaria (en contabilidad se conoce como "DISPONIBLE").

Bien, pues estas 3 masas conforman lo que se conoce como ACTIVO CORRIENTE (AC):

Y es con esto (Existencia + Realizable + Disponible) con lo que contamos para hacer frente a los pagos que se van a generar durante el proceso productivo o ciclo de explotación:

 

  • Pagos a proveedores (de materia prima)
  • Pagos a acreedores (de servicios)
  • Pagos de otras deudas (préstamos)

 

y que conforman lo que llamamos PASIVO CORRIENTE (PC):

Para poder atender sin dificultad los pagos que se requieren en el ciclo de explotación, debe existir una cierta correspondencia entre la liquidez del activo y la exigibilidad del pasivo.

Si añadimos ahora la parte No Corriente (Fija) y el Patrimonio Neto:

 

  • Activo no corriente (ANC) o Activo Fijo (AF)
  • Pasivo no corriente (PNC), que junto con Patrimonio Neto forma los Recursos Permanentes (RP).

obtenemos el Balance completo de la empresa que nos ayudará a llegar al concepto de Fondo de Maniobra:

Mientras que el ACTIVO representa la estructura económica (las aplicaciones de los fondos financieros), el PASIVO representa la estructura financiera (los orígenes de estos recursos financieros).

 

Pues bien, para que la actividad de la empresa permita generar recursos suficientes para atender sus obligaciones de pago, debe existir equilibrio entre la estructura económica y la estructura financiera (al igual que debe existir sincronización entre los ciclos de explotación y de capital).

 

En un principio, por coherencia, y como norma general de equilibrio financiero, el Activo Fijo (AF) debe financiarse con Recursos Permanentes (RP) y los elementos del Activo Corriente (AC) con el Pasivo Corriente (PC).

 

Con ello se consigue equilibrar el tiempo de permanencia de cada activo con el plazo en que deben ser devueltos los fondos utilizados para financiarlo.

Atendiendo a este principio, parece lógico que la situación ideal sería aquella en la que el Activo Corriente está financiado por el Pasivo Corriente; es decir, que AC y PC fueran iguales:

AC = PC

Intuitivamente, podemos afirmar que en esta situación la solvencia está asegurada. Pero, ¿qué pasaría si uno o varios de nuestros clientes no nos pagan a tiempo? ¿o si existe un retraso en nuestra producción o calendario de ventas? Es decir, ¿qué ocurriría si, por cualquier motivo, surge un desfase entre la corriente de cobros y la corriente de pagos?

 

Está claro que si se dieran este caso nos encontraríamos con dificultades para atender nuestros compromisos de pago, ya que nuestros recursos a corto plazo serían menores que nuestras deudas inmediatas.

 

Todo esto nos indica que tener un Activo Corriente igual al Pasivo Corriente (es decir, financiar todo el activo corriente únicamente con deuda a corto plazo) puede resultar arriesgado desde el punto de vista financiero.

Para evitar esta situación es aconsejable disponer de un colchón de seguridad. Se trataría de mantener un Activo Corriente superior al Pasivo Corriente. Es decir, crear un fondo de seguridad (o fondo de garantía) capaz de cubrir ese déficit cuando aparezcan esos posibles desajustes entre la corriente de cobros y la de pagos.

 

Y esto, ¿cómo se consigue? Pues, como podemos ver en el gráfico de la derecha, la única forma de evitar que el Activo Corriente esté solamente financiado por Pasivo Corriente es que una parte de él esté financiado por Recursos Permanentes.

Pues bien, esa parte del Activo corriente que no está financiada por Pasivo Corriente (sino por Recursos Permanentes), es la que se conoce como Fondo de Maniobra.

 

Por este motivo se dice que para que exista solvencia financiera, los Recursos Permanentes deben financiar la totalidad del Activo Fijo más una parte del Activo Corriente.

 

De aquí surge la otra definición de Fondo de Maniobra:

Excedente de los Recursos Permanentes sobre el Activo Fijo destinado a financiar el Activo Corriente

Nota: Junto con el Fondo de Maniobra (FM), existen otros recursos que colaboran en la financiación del Activo Corriente. Nos referimos a la deuda financiera a corto plazo. Ambos recursos financian lo que se denominan las Necesidades Operativas de Fondos (NOF), concepto esencial en las finanzas operativas, por lo que recomendamos su lectura, ya que complementan el presente artículo.

Las NOF representan el volumen de financiación que necesita la empresa para desarrollar en óptimas condiciones sus operaciones diarias; para llevar a cabo su ciclo productivo sin que se produzcan desequilibrios de tesorería.

Concluyendo: para que exista equilibrio financiero es necesario que el Activo Corriente sea superior al Pasivo Corriente; es decir, que lo que cobremos antes de un año sea mayor que lo que paguemos dentro de ese año.

 

Para conseguir esto, debemos crear una especie de fondo de seguridad que permita hacer frente a los posibles desajustes que pudieran producirse entre la corriente de cobros y la de pagos. Por eso, es recomendable que los Recursos Permanentes financien, además de la totalidad del Activo Fijo (o activo no corriente), una parte del Activo Corriente.

 

Esa parte del Activo Corriente que se financia con Recursos Permanentes es lo que se conoce como Fondo de Maniobra (FM).

El Fondo de Maniobra óptimo (La composición del Activo Corriente)

Ya hemos visto que, por prudencia financiera, el Activo Corriente debe ser mayor que el Pasivo Corriente; es decir, que el Fondo de Maniobra sea positivo, lo que significa que los Recursos Permanentes financian una parte del Actico Corriente. Pero,

 

¿es suficiente que el Fondo de Maniobra

sea positivo para evitar la insolvencia?

 

Vamos a verlo analizando la composición del Activo Corriente:

 

  1. Existencias: Materias primas y demás componentes implicados y consumidos en el proceso productivo de la empresa: envases, productos semiterminados, terminados, etc.

 

  1. Realizable: Deudas que los clientes y los deudores de la empresa mantienen con ella a corto plazo y que se convertirán en disponible en menos de un año.

 

  1. Disponible: El dinero que dispone la empresa en efectivo y en cuentas corrientes.

 

Observamos que el único dinero en efectivo se encuentra en el Disponible. Tanto Existencias como Realizable son elementos del activo susceptibles de hacerse líquidos en el corto plazo, pero no están en disposición de atender un pago a proveedores. Tenemos que esperar vender las Existencias para convertirlas en Realizable (deudas a nuestro favor) y esperar a cobrar de los clientes para que el Realizable se convierta en Disponible.

 

Asimismo, el Activo Corriente podrá mostrar diferentes composiciones, dependiendo de la proporción en que se encuentre cada una de estas masas patrimoniales.

Si nos encontramos un Activo Corriente con un reparto equitativo de sus masas patrimoniales, como que el que se representa en el gráfico de la izquierda, podríamos entender que, con un período de maduración no muy largo y sin dificultades en los vencimientos de la deuda de los clientes, no existe riesgo para que se puedan atender sin sobresaltos los pagos comprometidos a corto plazo con proveedores y acreedores.

Pero, ¿qué ocurriría si la composición del Activo Corriente obedece al segundo gráfico, donde la mayor parte de este activo son Existencias?

 

Pues que solo podríamos contar con el Realizable y con el Disponible para atender los pagos inmediatos.

 

¿Y si ambos sumados son mucho menor que las deudas pendientes (que el Pasivo Corriente)?

 

Pues que nos encontraríamos en una situación de insolvencia, a pesar de tener un Fondo de Maniobra positivo.

Efectivamente, observamos en el balance anterior que

 

AC > PC ; es decir: Existencias + Realizable + Disponible > PC

 

sin embargo,

 

Realizable + Disponible < PC

 

por lo que no disponemos de suficiente solvencia para atender los pagos inmediatos.

 

Hemos comprobado que no es suficiente tener un Fondo de Maniobra positivo para garantizar la solvencia de la empresa.

 

Para obtener un Fondo de Maniobra óptimo, además de ser positivo, es necesario que el Activo Corriente disponga de suficiente Realizable y Disponible para poder hacer frente a las deudas a corto plazo.

 

Por lo tanto, sería aconsejable que la suma del Disponible y el Realizable fuese, aproximadamente, igual al Pasivo Corriente:

 

Fondo de Maniobra Óptimo

Realizable + Disponible ­ Pasivo Corriente

 

Según esto, se podría concluir que cuanto mayor sea el Fondo de Maniobra de una empresa menor riesgo tendrá de insolvencia. Y es así. Sin embargo, tampoco es conveniente mantener un gran Fondo de Maniobra, ya que eso implicaría disponer de recursos ociosos, renunciando a la oportunidad de rentabilizarlos.

 

Además, observemos una cuestión: gran parte de las existencias (las materias primas) no se recupera a corto plazo; son reinvertidas de forma constante, por lo que permanecen en dicho activo indefinidamente mientras dure el ciclo de explotación. Por lo tanto, existe una cantidad permanente en el Activo Corriente que queda inmovilizada y que, por lo tanto, no podemos contar con ella para su conversión en liquidez.

 

Este artículo se complementa con:

El Fondo de Maniobra

es la parte del

Activo Corriente

que se financia con Recursos Permanentes

 

Constituye un fondo de garantía que permite hacer frente a los desfases temporales entre los pagos y los cobros del ciclo de explotación, garantizando su continuidad.

 

Excedente del Activo Corriente que queda después de hacer frente a los pagos del Pasivo Corriente

 

 

Excedente de los Recursos Permanentes sobre el Activo Fijo

(o activo no corriente).

Solvencia

Capacidad de generar fondos para atender los compromisos adquiridos

Ciclo de explotación

Proceso repetitivo por el que se destinan ciertos recursos financieros en compra de mercancías para transformarlas en productos terminados y destinarlas a la venta para posteriormente obtener su cobro, recuperando así el dinero invertido.

Activo Corriente

Está compuesto por aquellas partidas que nacen y desaparecen durante el proceso productivo:

las existencias de materia prima, de productos terminados, las cantidades que nos deben los clientes y la tesorería, compuesta básicamente por la caja y las cuentas bancarias

Pasivo Corriente

Recoge las deudas y obligaciones de la empresa a corto plazo.

 

Fondo de Maniobra

Exceso de Activo Corriente que sirve de garantía financiera para desarrollar a corto plazo el ciclo de explotación.

El ciclo de capital es el proceso por el que se renuevan los elementos del activo fijo (o activo no corriente).

Fondo de Maniobra

Conjunto de recursos que la empresa necesita para financiarse durante el periodo de tiempo que pasa desde que paga a sus proveedores y cobra a sus clientes.

El Fondo de Maniobra, junto con las deudas a corto plazo, financian las necesidades operativas de fondos (NOF) que tienen las empresas para mantener el activo corriente.

(para desarrollar su actividad, su ciclo de explotación, sin que se produzcan desequilibrios de tesorería).

Existencias: Activos adquiridos para ser vendidos.

Realizable: Saldo de nuestros deudores a corto plazo, y que se convertirán en disponible en menos de un año.

Disponible: Representa los activos más líquidos e incluye la tesorería (caja, cuentas bancarias, etc.).

Recursos Permanentes

Los que persisten en la empresa más de un ejercicio económico.

Se componen de los recursos propios y los ajenos a largo plazo.

 

En el Balance de la empresa engloba el Patrimonio Neto y el Pasivo Fijo o Pasivo no corriente (deudas a largo plazo)

 

RP = PN + PF

 

 

Los bienes del

ACTIVO FIJO

están destinados a la producción,

mientras que los del

están destinados a la venta o al consumo.

1er. Principio de prudencia financiera

Las inversiones a largo plazo (activo fijo) han de financiarse con recursos permanentes (Patrimonio Neto + Pasivo No corriente). Ello significa que debe existir una relación entre el tiempo de permanencia del activo y el plazo en

que deber ser devueltos los fondos utilizados para financiarlo; es decir, un equilibrio entre

las inversiones y su financiación

2º Principio de prudencia financiera

El Activo Corriente

debe ser superior al Pasivo Corriente.

 

Es decir, lo que se cobre antes de un año debe ser mayor que todo lo que se ha de pagar en ese año.

Fondo de Maniobra

Fondo de garantía que permite hacer frente a los desfases temporales entre los pagos y los cobros del ciclo de explotación, garanti-zando su continuidad.

La importancia de la composición del Activo Corriente queda plasmada en el "ejemplo práctico" del monográfico "Análisis financiero"

La heterogeneidad de las magnitudes que componen el Activo Corriente impide cualquier posibilidad de obtener conclusiones acertadas sobre un Fondo de Maniobra positivo

FM Positivo

AC > PC

Ex.+Real.+Disp. > PC

Es aconsejable tener la garantía de disponer de un Fondo de Maniobra Óptimo

FM Óptimo

AC > PC

Real. + Disp. PC